Los grandes momentos del deporte en la televisión analógica e

MÉXICO — Este 31 de diciembre de 2015 culmina en México un proceso que llevó años concretar: el apagón analógico. La señal televisiva, antes enviada por un espectro radioeléctrico, a partir de ahora se transmitirá por aire o por redes desde un satélite. Llega la televisión digital, con toda su tecnología, pero nos quedan grandes memorias que pudimos contemplar desde la pantalla analógica, desde el blanco y negro que después descubrió el mundo a color.

Los Juegos Olímpicos de Berlín de 1936 fueron el primer evento deportivo transmitido por televisión. Eran tiempos difíciles en Europa, con la Segunda Guerra Mundial tocando a la puerta. Las competencias podían verse en pantallas locales gracias a un cableado instalado alrededor de los estadios.

La Serie Mundial de 1947 entre los Yankees de Nueva York y los Dodgers de Brooklyn fue el inicio del romance entre la televisión y el deporte. Con ella, los televidentes comenzaron a acostumbrarse y demandar ver sus deportes favoritos, y las televisoras se beneficiaron comercial y tecnológicamente. Era el matrimonio perfecto. Los Yankees ganaron la serie en el séptimo partido.

El primer Mundial de fútbol que llegó a distintos países a través de la TV fue el de Suiza en 1954. Fanáticos de distintos países europeos fueron parte de la historia al ver el primer partido mundialista desde su pantalla, Yugoslavia contra Francia, en el cual Yugoslavia se impuso por un gol a cero. Hoy en día, la Copa del Mundo de Fútbol es el espectáculo deportivo más visto en todo el mundo.

Fue en Tokio en 1964 cuando los telespectadores disfrutaron por vez primera de las competencias olímpicas en vivo y a todo color. También se vio por vez primera la cámara lenta y solamente un año antes había aparecido la repetición instantánea en Estados Unidos durante un encuentro de fútbol americano entre el Ejército y la Marina. Esta tecnología permitió un análisis y una capacidad de observación de la cual no se podía gozar si se estaba presenciando el evento en el estadio.

Los Juegos Paralímpicos tardaron más tiempo en llegar a las pantallas y fue hasta 1976, en Toronto, cuando se transmitieron aunque solamente en países y regiones específicas. Poco a poco fueron ganando interés y los juegos de Sydney 2000 marcaron el inicio de una cobertura completa por parte de los medios de comunicación.

La televisión nos hizo testigos de momentos legendarios, como las tres peleas entre Muhammad Ali y Joe Frazier. La calificada como Pelea del siglo fue en 1971 y no fue apta para cardiacos. En ella ganó Frazier por decisión unánime después de 15 rounds. Pero la más recordada de estas peleas fue la última, en 1975, cuando los televidentes se quedaron atónitos al ver al entrenador de Frazier lanzar la toalla en el último round. Un momento único, en Manila, Filipinas, que quedó en la memoria de aficionados de todo el mundo.

Pero también hemos visto momentos demoledores, como el primero de mayo de 1994 cuando frente a nuestras pantallas apareció el tremendo choque del automóvil de Fórmula 1 cuyo conductor era el histórico Ayrton Senna. Los televidentes atestiguaron el accidente y compartieron el miedo y el dolor de ver partir a uno de los más grandes de la F1. Todo frente a sus ojos.

En esta área, México tiene su propia historia. El rey de los deportes, el béisbol, fue el primer evento deportivo televisado. Se trató del partido entre los Azules de Veracruz contra los Diablos Rojos del México, el 22 de marzo de 1951, y que terminó a favor de los Azules. Sucedió en el hoy desaparecido Parque del Seguro Social.

Años más tarde, el 26 de febrero de 1956 se transmitió fútbol por primera vez, y fue un partido del Campeonato Panamericano de Fútbol en el que se enfrentó México contra Costa Rica. El partido se llevó a cabo en el estadio de Ciudad Universitaria, el cual tenía un sobrecupo y dejó a miles de espectadores afuera del inmueble. Los fanáticos pudieron seguir el partido por la TV, y esto despertó el interés en el país por hacer de este deporte un negocio mediático.

Las primeras transmisiones mundialistas en vivo y en technicolor también fueron en México, en 1970. También en México, en 1986, se dio uno de esos momentos que se hacen leyenda: en la final del mundial entre Argentina e Inglaterra, Diego Armando Maradona anotó el gol que le daría la victoria a la selección albiceleste. Quienes estaban en el estadio no lo veían, pero en los televisores de todo el mundo se podía observar la repetición una y otra vez: Maradona había anotado con la mano.

También gracias a la televisión pudimos seguir la carrera en España del Pentapichichi, Hugo Sánchez, iniciando una ola de hinchas del Real Madrid en México. Otros tantos comenzaron a soñar en convertirse en pitchers de las grandes ligas y desde los años ochenta y por dos décadas, seguimos al legendario Fernando Valenzuela, que hizo que muchos se convirtieran al béisbol.

Se va la televisión analógica, pero nos deja una enorme cantidad de memorias y seguiremos vibrando frente a nuestras pantallas digitales, ahora con los avances tecnológicos que nos llevan cada vez más cerca del estadio, de la arena. En el deporte hay momentos sensacionales, y lo que hacen los deportistas es excepcional, pero sin duda lo que la televisión nos ha regalado es que esos grandes momentos sean extraordinarios.

Con información de Leticia Neria

@leticianeria


Fuente: ESPN

rss_pi_source_url:
http://espndeportes.espn.go.com/futbol/mexico/nota/_/id/2561661/los-grandes-momentos-del-deporte-en-la-television-analogica?campaign=rss&source=ESPNdeportesSECTION.FUTBOLMEXICO
rss_pi_source_md5:
07986590ce09f349a720d34f339e2079
rss_pi_canonical_url:
my_blog
post_views_count:
0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Networking