fbpx

CONOCE CAMPECHE EN CHITOTV

Celestún, el campeón de los embarazos juveniles en Yucatán

Mérida, Yucatán.- El embarazo en adolescentes prevalece al menos en Yucatán como uno de los problemas sociales aún sin resolver, pues tan sólo en 2014, a diario un promedio de 16 jóvenes menores de 19 años de edad caen en gravidez, lo que ubica a la entidad en el lugar seis a nivel nacional.

Asimismo, nueve de cada 10 jovencitas que se fugan del hogar para tener una pareja regresa al seno familiar luego de tener su bebé. En este rubro, el Estado se encuentra en el sitio nueve a nivel nacional.

De acuerdo con el Instituto Nacional de estadísticas, Geografía e Informática (Inegi), la tasa de embarazos juveniles en la entidad es del 17 por ciento, con lo que supera al promedio nacional de 15.9.

En este sentido, la institución ubica al Estado en el noveno lugar a nivel nacional, superado sólo por Chihuahua, Durango, Sonora, Guerrero, Baja California, Colima, Tlaxcala y Querétaro.

El problema se agrava en el interior del Estado, donde 11 municipios enfrentan los más altos índices de madres adolescentes.

Celestún, primer lugar
En primer lugar está Celestún, con 31 por ciento del total, seguido de Sacalum, con 30 por ciento; Santa Elena, 29 por ciento; Mayapán, 28 por ciento; Opichén, 28 por ciento, y con el 27 por ciento están Dzilam de Bravo, Kinchil, Maxcanú y Tepakán.

Por su parte, el Consejo Estatal de Población (Coespo) ubica al Estado en el sexto lugar a nivel nacional en cuanto a embarazos entre adolescentes y advierte que de seguir esta tendencia en 2030 encabezaría la lista junto con Chihuahua y Michoacán.

Lo que es un hecho es que el último censo del Inegi registra seis mil 145 embarazos juveniles en todo 2013 en Yucatán, a la par de Querétaro y Morelos.

El problema no sólo es el creciente número de embarazos juveniles, sino también los problemas sociales que acarrea, ya que la Secretaría de la Juventud (Sejuve) de Yucatán detectó que más del 90 por ciento de las jóvenes que se escapan con su pareja lo hacen por estar embarazadas.

Asimismo, se reveló que estas jóvenes se quedan con su pareja por un tiempo, es decir, cuando nace el bebé se dan cuenta de que no todo es “color de rosa” y regresan con su familia.

Deserción escolar
La titular de Sejuve, Alaine López Briceño, destacó que estos embarazos que en su mayoría no son planeados, “se convierten en un problema social, ya que implica deserción escolar, familias desintegradas y carencia de sustento económico “.

Uno de los más graves problemas es la deserción escolar, ya que la Sejuve ha comprobado que más del 70 por ciento de estas madres de 15 a 19 años no concluyen ni secundaria.

Ejemplificó el caso de la colonia Emiliano Zapata I, en el sur de Mérida, una de las más marginadas, donde el común denominador es que las jóvenes se embaracen desde los 13 o 14 años de edad.

Fuente: Milenio novedades

cardImgSize:
mobile-retina
post_views_count:
0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias Nacionales

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
«
»

Networking