fbpx

Necesario concientizar a nuevas generaciones sobre conservación del patrimonio material e inmaterial del país, señalan

  • Necesario concientizar a nuevas generaciones sobre conservación del patrimonio material e inmaterial del país, ante la pérdida de esa riqueza cultural: Mayer Bretón

Palacio Legislativo (Notilegis).– El presidente de la Comisión de Cultura y Cinematografía, Sergio Mayer Bretón (Morena), afirmó que es necesario concientizar a las nuevas generaciones sobre la importancia de conservar del patrimonio material e inmaterial del país, ante la pérdida de esa riqueza cultural.

En entrevista, indicó que para ello es necesario crear una disposición legal, que establezca el trabajo coordinado entre las Secretarías de Cultura y de Educación Pública para implementar una materia en educación primaria, con el fin de concientizar desde la infancia sobre la importancia de este tema, pues “las nuevas generaciones están más ocupadas con las nuevas tecnologías que preocupadas por el patrimonio cultural”.

“Lamentablemente este tema se aborda a nivel universitario cuando se debería tener esa conciencia desde la infancia sobre el respeto a nuestra cultura, tradiciones e identidad”, añadió.

Mayer Bretón consideró que un objetivo de la Comisión es establecer una ruta de trabajo para realizar los cambios normativos necesarios, con el fin de resguardar el patrimonio cultural material e inmaterial del país.

En ese contexto, detalló que se realizó una mesa de trabajo con expertos en la materia, en la cual se propuso crear una Ley de Bienes Culturales Intangibles, editar un atlas cultural del país y fortalecer la educación como herramienta para conservar esta riqueza nacional.

Puntualizó que el Poder Legislativo realizará las aportaciones que correspondan para actualizar el marco jurídico y reglamentar las leyes de los institutos Nacional de Antropología e Historia (INAH) y Nacional de Bellas Artes (INBA), y tengan más herramientas para cumplir sus funciones, ya que actualmente “son anacrónicas y viejas”.

También busca dotar al INBA de “dientes” para que pueda suspender obras que dañen o destruyan el patrimonio cultural, y trabajar en la creación de leyes sobre derechos de autor para proteger la parte creativa de las comunidades indígenas.

Aplicación de la ley, suficiente para conservar patrimonios

El antropólogo y especialista en legislación cultural, Bolfy Efraín Cotton Ulin, coincidió con Mayer Bretón en la necesidad de concientizar a los mexicanos desde la infancia sobre la protección y conservación de los patrimonios culturales del país, a través de los institutos de educación básica.

Asimismo, en entrevista consideró que no es necesario crear más instrumentos jurídicos para proteger el patrimonio cultural material e intangible, porque existen suficientes, sin embargo, “el problema está en cómo se aplican y ejecutan, cuáles son los resultados que dan, ya que puede haber vacíos que hay que atender”.

“Se requiere realizar un dialogo sobre cuál es el estado de la cuestión, los problemas, las deficiencias, los faltantes y las nuevas propuestas para atender este problema”, añadió.

Destacó que contemplar el patrimonio cultural en la legislación del país es de suma importancia e interés social, porque “no hay país en el mundo que no forme su prestigio y presencia a nivel internacional, con base en sus expresiones culturales, tradiciones y orígenes, incluso le colocan en una palestra importantísima en el contexto de las instituciones”.

“El Estado mexicano tiene la obligación de atender todas aquellas demandas de carácter social que se le plantean y una de ellas ha sido la preservación de la memoria a través de las expresiones culturales, aunque se han creado instituciones para cumplir con esa misión no ha sido suficiente”, señaló.

Cotton Ulin comentó que es el tema sobre patrimonio cultural es complejo porque tiene una serie de vertientes, de las cuales algunas han sido más privilegiados en su conservación que otras, por ejemplo, son los bienes arqueológicos o los artísticos.

Mencionó que en el país existen dos instituciones fundamentales el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y el Archivo General de la Nación (AGN), instituciones que protegen y difunden los bienes documentales, bibliográficos, sin embargo, “son de las expresiones que han tenido un papel de menor relevancia”.

“Hay otros bienes como los fotográficos, fonográficos, filmográficos, etcétera, que se han visto afectados por toda esta evolución digital, por medio del cual se puede tener acceso a un mundo impresionante de ese acervo que jurídicamente hablando no todos son patrimonio cultural, pues no cuentan con una declaratoria como tal o un registro, pero estamos en ese proceso”, detalló.

El especialista mencionó que actualmente el patrimonio intangible se ha visto impulsado por una “avalancha que se le ha venido encima porque está de moda y por euforia, sin embargo, poco se hace para su preservación”, por lo que este fenómeno se debe analizar.

Necesario crear ley en materia de patrimonio cultural inmaterial

Contrario al planteamiento del antropólogo Cotton Ulin, el director General en Centro de Investigación y Desarrollo en Educación, Cultura y Sociedad (CIDECS), del Colegio Morelos, Sergio Ramírez Cárdenas consideró que sí es necesario crear nuevos instrumentos legales, particularmente para la protección y preservación del patrimonio cultural inmaterial.

En entrevista, el también gestor cultural comentó que esa ley debe dar pie a normativas estatales y municipales que garanticen avances sustantivos en las tareas de investigación, clasificación, conservación, protección, fomento, formación y difusión de estos bienes, ya que “está en riesgo de destrucción, pérdida y extinción, más en este mundo globalizado”.

“Es importantísimo hacer esta reflexión en el Legislativo y analizar qué se puede hacer y cómo las leyes pueden ayudar a protegerlos y darlo a conocer para que la ciudadanía lo vea, disfrute, defienda y proteja como parte de su patrimonio de vida”, dijo.

Ramírez Cárdenas aseguró que el marco legislativo actual no es suficiente para salvaguardar estos bienes, ya que su protección sólo tiene menciones en leyes, aparece en programas de cultura o como parte de las responsabilidades de algunas instituciones, pero no se profundiza en las obligaciones ni en los mecanismos para avanzar en su resguardo y conservación.

“Desde mi perspectiva hay que delinear políticas públicas y una ley específica para la salvaguarda del patrimonio inmaterial. Hacer una reflexión colectiva profunda sobre este tema para ver cuáles son los pasos que hay que dar, incluso si hay que hacer una reforma constitucional para ello”, insistió.

Asimismo, refirió que de acuerdo con el Sistema de Información Cultural, existen 498 áreas de patrimonio inmaterial registradas, mediante un proceso que llevó más de 12 años a nivel nacional y los datos de su distribución por estado son: Baja California registra 66, el número más alto en el país; Chiapas aporta 36, Veracruz 15 y la paradoja de la realidad: Tlaxcala, sede la Secretaría de Cultura federal, cero.

“No se trata de comparar la riqueza cultural de los estados, sino llamar la atención de que no tenemos una idea aproximada de la magnitud y composición de nuestro patrimonio cultural inmaterial”, expresó.

Ramírez Cárdenas explicó que el patrimonio material son las tradiciones orales, artes del espectáculo, usos sociales, rituales, actos festivos, conocimientos y prácticas relativos a la naturaleza y el universo, saberes y técnicas vinculados a la artesanía tradicional.

Advirtió que se están perdiendo las lenguas originarias o indígenas; así como técnicas de hilado, deshilado y artesanales, ya que “la única persona que sabe la técnica es de la tercera edad y no ha logrado transmitir ese conocimiento a las nuevas generaciones”.

Networking