fbpx

Eliminarán el requisito de ser mexicano por nacimiento para dirigir entidades paraestatales

  • Avalan diputados minuta del Senado que elimina el requisito de ser mexicano por nacimiento para dirigir entidades paraestatales; la turnan al Ejecutivo federal

Palacio Legislativo, 07-02-2019 (Notilegis).– La Cámara de Diputados avaló la minuta del Senado de la República que elimina el requisito de ser mexicano por nacimiento para dirigir alguna entidad paraestatal.

El documento, dictaminado por la Comisión de Gobernación y Población, reforma los artículos 15, 17, 18, 19, 20, 21, 22, 23, 24, 25, 35, 37, 40, 42, 43, 54, 57, 58, 59, 60, 61, 62, 63, 66 y 67 de la Ley Federal de Entidades Paraestatales.

El Pleno lo aprobó en lo general y en lo particular con 303 votos a favor, 111 en contra y 31 abstenciones, tras desecharse una reserva que presentó la diputada María Rosete (PES).

La minuta fue turnada al Ejecutivo federal para su publicación en el Diario Oficial de la Federación (DOF).

El dictamen también plantea diversas modificaciones para garantizar un lenguaje incluyente, con la finalidad de visibilizar el trabajo de las mujeres en los organismos paraestatales.

El artículo 21 se reformó a fin de eliminar el requisito de ser mexicano por nacimiento para ser director o directora de alguna entidad paraestatal.

Se estipuló que sólo debe “ser ciudadana o ciudadano mexicano y estar en pleno goce y ejercicio de sus derechos civiles y político”.

Asimismo, “haber desempeñado cargos de alto nivel decisorio en forma destacada en actividades profesionales, de servicio público, administrativo o sustancialmente relacionadas con materias afines a las de competencia de cada entidad paraestatal”.

Al fundamentar el dictamen, en tribuna, la diputada Rocío Barrera Badillo (Morena), presidenta de la Comisión de Gobernación y Población, sostuvo que se busca establecer el principio de igualdad entre hombres y mujeres en la designación de titulares e integrantes de los órganos de gobierno, de órganos descentralizados, fideicomisos, instituciones de crédito del Estado, seguros y empresas de participación estatal mayoritaria, particularmente estableciendo criterios de lenguaje inclusivo con perspectiva de género.

Asimismo, se elimina un elemento de exclusión impuesto en 1998, señalando que los directores de las entidades paraestatales tienen que ser necesariamente mexicanos por nacimiento.

“Los ciudadanos mexicanos naturalizados no deben ser discriminados, menos aún considerando que históricamente han aportado a México conocimientos, experiencia, inteligencia y virtudes, al igual que los mexicanos por nacimiento. Incluso, hay naturalizados que han hecho grandes aportaciones a la ciencia, literatura, música y docencia”, externó.

El dictamen de la minuta señala que estas reformas “permitirán al sector paraestatal federal un crecimiento más equitativo y mejor, al eliminarse del lenguaje previo cualquier opinión tendente a la discriminación por género, origen étnico nacional o de cualquier otra índole al dar paso a la designación de personas en igualdad de condiciones de género, nacionalidad, ciudadanía y cualquier otro atributo de la persona a ascender u ocupar cargos de alto nivel decisorio en la administración pública federal paraestatal, sin más diferenciación que sus habilidades profesionales y dedicación laboral”.

Networking