fbpx

Debaten senadores en comisiones, crisis en Venezuela

  • Acuerdan emitir pronunciamiento sobre este tema.

Las comisiones de Relaciones Exteriores y de Relaciones Exteriores América Latina y el Caribe acordaron generar un pronunciamiento en el que el Senado se manifieste sobre el conflicto en Venezuela, específicamente en temas como la ayuda humanitaria, la protección a derechos humanos y la paz en ese país.

Los titulares de las comisiones explicaron que se acordó convocar a una reunión de trabajo, a efecto de abordar este asunto y escuchar las distintas posiciones de los legisladores para encontrar elementos mínimos que permitan generar un pronunciamiento.

El senador Héctor Vasconcelos, presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores, aseguró que los principios históricos de la política exterior mexicana siguen vigentes y dan a México ventajas como credibilidad en el concierto internacional y márgenes de acción. Además, son una defensa para evitar que otros países intervengan en nuestros asuntos internos.

Indicó que tomar partido por una de las partes involucradas impide la posibilidad de la mediación. Dijo que la postura de México y Uruguay puede abrir posibilidades de resolución del conflicto y una ventana real de expectativas y esperanza.

En tanto, la senadora Vanessa Rubio, presidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores América Latina y el Caribe, señaló que Venezuela está hoy en un estado crítico y de tensiones escaladas que requiere de un posicionamiento claro de México.

Llamó al gobierno federal a que apoye la celebración de elecciones libres y democráticas en la nación latinoamericana, se otorgue asistencia humanitaria urgente, sobre todo de carácter médico y alimentario, y respeto a los derechos humanos.

En su opinión, México debe velar, junto con la comunidad internacional, que haya una transición pacífica; es decir, de mediación. Un diálogo para una transición democrática no violenta.

La senadora Gloria Sánchez Hernández, de Morena, manifestó que el Senado mexicano debe ser imparcial y garante de la política exterior consagrada en la Constitución, que atiende al principio de no intervención y a la autodeterminación de los pueblos. El mismo, nos llama a ser respetuosos de la soberanía de Venezuela y buscar la solución pacífica de las controversias.

Señaló que la Doctrina Estrada no significa una actitud pasiva del Estado mexicano, sino implica una participación activa de nuestro gobierno. Ejemplo de ello, es el llamado al diálogo que ha hecho a las partes en conflicto.

Por Acción Nacional, la senadora Alejandra Reynoso Sánchez advirtió que si Nicolás Maduro “sigue ahí”, no habrá posibilidad de reconstrucción en Venezuela. El problema, abundó, está en definir entre democracias o dictaduras, y el pueblo venezolano ha reclamado masivamente la democracia y su derecho sobre decidir libremente sobre su propio destino.

Pidió que México se una a otros países que están dispuestos a apoyar el restablecimiento de la democracia y el Estado de derecho, a través de elecciones observadas internacionalmente, con una nueva autoridad electoral neutral, sin presos ni exiliados y sin excluir a ninguna fuerza política.

Del Grupo Parlamentario del PT, la senadora Nancy de la Sierra Arámburo, se pronunció por promover el diálogo político y la conciliación, así como aspirar a una solución pacífica en Venezuela.

La senadora Eunice Renata Romo Molina, de Encuentro Social, expresó que el Senado debe respaldar la postura que ha tomado el gobierno de México y refrendar la búsqueda del diálogo y la construcción de la paz. Apostamos por la reconciliación y la no intervención, apuntó.

El senador Gustavo Madero, del PAN, opinó que la propuesta de diálogo impulsada por México y Uruguay es tardía y más funcional a Maduro que al pueblo venezolano porque le da un pretexto para alargar esta situación.

Propuso que la posición de México en este conflicto se someta a consulta a los mexicanos y pidió crear una delegación plural de legisladores que viaje a Venezuela para acompañar el proceso de diálogo.

La senadora Citlalli Hernández, de Morena, destacó que la postura del gobierno mexicano es libre y soberana. Lo que busca no es ponerse de lado de algunas de las partes en conflicto, sino pensar que hay un pueblo soberano que vive una crisis. No es con injerencias, intervenciones o con presión internacional como saldrá delante, comentó.

Al final de la reunión los legisladores acordaron redactar un pronunciamiento que será presentado a los integrantes de estas comisiones para su aprobación.

Networking