fbpx

Estrategia de estímulos fiscales en frontera norte es opaca y confusa, aseguran

  • Afirma Sauri Riancho que estrategia de estímulos fiscales en frontera norte es opaca y confusa; pide al gobierno federal explicar implementación y alcances
  • Para tener la tasa del 20 por ciento del ISR, se requiere tener cuando menos 18 meses de antigüedad en la formación de las empresas, pero el decreto para este trato fiscal especial sólo abarca un periodo de dos años

Palacio Legislativo (Notilegis).– La diputada Dulce María Sauri Riancho (PRI), vicepresidenta de la Mesa Directiva, pidió que el gobierno federal informe cómo se ha implementado la estrategia de estímulos fiscales en la frontera norte del país y sus alcances, ya que se ha tornado “opaca y confusa”.

“La estrategia fiscal de la zona fronteriza norte que pretende aplicar el gobierno federal está sumida en la opacidad y la confusión. Exigimos una explicación no sólo de cómo se están cobrando los impuestos en la nueva zona libre, sino de cómo se está instrumentando todo ese programa”, indicó en un comunicado.

Subrayó la importancia de que se detalle la información respecto de la disminución del 16 al 8.0 por ciento en el cobro del Valor Agregado (IVA) y del 30 al 20 por ciento de la tasa de Impuesto Sobre la Renta (ISR) a las empresas, un precio especial para combustibles y beneficios fiscales a nuevas empresas.

En diciembre pasado, el presidente Andrés Manuel López Obrador, firmó un decreto de estímulos fiscales que contempla la reducción del IVA del 16 al 8.0 por ciento, el ISR al 20 por ciento, un aumento del doble al salario mínimo y la homologación de los precios de los combustibles con territorios de Estados Unidos cercanos a la frontera.

Sauri Riancho insistió en la necesidad de saber cómo está operando esta estrategia, porque de acuerdo con información de medios de comunicación y redes sociales, no se ha podido vender gasolina en algunas estaciones de la franja fronteriza, porque las matrices tienen su domicilio fiscal fuera de la frontera y no pueden expedir facturas con la aplicación del IVA del 8.0 por ciento.

“No sabemos cómo está operando este programa, porque no se basa en reformas a la Ley del IVA, a la Ley del ISR, ni tampoco de la Ley del IEPS (Impuesto Especial sobre Producción y Servicios), sino a través de un decreto presidencial”, apuntó.

Expuso que para tener la tasa del 20 por ciento del ISR, se requiere tener cuando menos 18 meses de antigüedad en la formación de las empresas, pero el decreto para este trato fiscal especial sólo abarca un periodo de dos años.

“¿Cómo puede esto promover la instalación de nuevas empresas?”, cuestionó la legisladora priista.

Por todas las dudas que existen sobre esta estrategia para la frontera norte, la diputada del PRI dijo que preguntará puntualmente al procurador Fiscal de la Federación, Carlos Romero Aranda, quien comparecerá ante la Tercera Comisión de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión.

Networking