fbpx

Cuestionan que varios congresos locales hayan aprobado incrementos en sus presupuestos

  • Cuestiona Ramírez Cuéllar que varios congresos locales hayan aprobado incrementos en sus presupuestos; pide rendición de cuentas

Palacio Legislativo (Notilegis).– El presidente de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública, Alfonso Ramírez Cuéllar (Morena), cuestionó que varios congresos locales se no se comprometieran a racionalizar y reducir sus gastos y, por el contrario, se permitieran aprobar incrementos en sus presupuestos.

Anunció que convocará a la II Reunión de Legisladores de los Congresos Locales, para evaluar el presupuesto aprobado en cada una de sus entidades, con la finalidad de seguir deliberando sobre los problemas financieros que tiene el país y la manera en que se encuentran obligados a enfrentar este reto.

“No sólo retrata la indiferencia frente a las necesidades de sus representados, sino la falta de compromiso con un gobierno que está a favor de la austeridad”, señaló en un comunicado.

En ese sentido, Ramírez Cuéllar hizo un enérgico llamado a los legisladores a que se comprometan con la política de austeridad impulsada por el gobierno federal, así como a racionalizar el gasto y transparentar el uso de recursos públicos.

Refirió que, de acuerdo con un estudio del Instituto Mexicano de la Competitividad (IMCO) sobre opacidad y derroche en los congresos locales, una gran parte de sus presupuestos se gastan en el pago de salarios y las prestaciones de los servidores públicos.

“En promedio, un 22 por ciento del presupuesto se va en pago de servicios básicos, oficiales, comunicación y de viáticos”, precisó.

Agregó que además de “los derroches y de la mala planeación”, hay un problema de gasto extraordinario en algunos órganos legislativos estatales, puesto que no sólo se asignan incrementos año con año, sino que además gastan más de lo aprobado.

“Por citar un ejemplo, el Congreso de Oaxaca, en 2017, tuvo un presupuesto aprobado de 397 millones de pesos, pero terminó gastando 739 millones más, es decir 87 por ciento más de lo autorizado”, subrayó.

“Es un abuso que no debe repetirse; los dispendios, la discrecionalidad, el derroche y la mala planeación, tienen graves consecuencias para los ciudadanos, por lo que es lamentable que algunos legisladores locales se nieguen a cambiar la situación de corrupción y de falta de rendición de cuentas por la que atraviesa el país” expresó.

Resaltó que el Congreso federal redujo su presupuesto un 20 por ciento para este año, al pasar de 13 mil 344 millones 455 mil 310 pesos en 2018, a 10 mil 698 millones de pesos en 2019, (tomando en cuenta los montos de ambas cámaras), mientras que algunos congresos locales lo incrementaron.

En ese sentido, Ramírez Cuéllar insistió en que “resulta incomprensible que los representantes de los congresos de Baja California, Chiapas, Chihuahua, Durango, Guanajuato, Guerrero, Hidalgo, Morelos, Nayarit, Puebla, Tlaxcala y Yucatán, se permitieran excesos o busquen obtener mayores beneficios por legislador”.

“Resulta doblemente ofensivo porque en la mayoría de estas entidades, de acuerdo a la información del Coneval, los niveles de pobreza son muy altos y mantener privilegios o incluso incrementarlos, resulta incomprensible, insensible y grotesco”, reprochó.

Apuntó que en México existen mil 752 legisladores y cada uno de ellos representa un gasto de 14 millones 632 mil 125.90 pesos, lo que es “inadmisible” en un país con tantos rezagos sociales, por lo que urge revisar en qué se gasta cada peso.

El legislador sostuvo que en aquellos casos en donde Morena o la coalición “Juntos haremos historia” (Morena-PES-PT) es mayoría, y que sus congresos recibieron el mismo presupuesto de 2018 o se incrementaron, deben de ser señalados y están obligados a rectificar de inmediato.

El diputado de Morena destacó el esfuerzo que realizaron algunas entidades como la Ciudad de México y Tabasco, pues sin comprometer tareas sustantivas, lograron reducciones de hasta un 25 por ciento en sus respectivos presupuestos para 2019.

Networking