fbpx

Verónica De Gyves plantea resolver rezago y deficiencias de la procuración de justicia

  • Escuchará a organizaciones civiles, víctimas e imputados para responder reclamos. No más excesos y abuso de autoridad, prometió.

Eva Verónica De Gyves Zárate, integrante de la terna enviada al Senado de la República por el Ejecutivo Federal para designar al titular de la Fiscalía General de la República, compareció ante la Comisión de Justicia para exponer su plan de trabajo en caso de ser elegida.

Dijo que no ha ocupado ningún cargo político ni partidario. “Estoy acostumbrada a resolver y tomar decisiones sin injerencia de ningún tipo”. En caso de encabezar la Fiscalía General, refirió, haré efectiva la máxima juarista para todo su personal: Al margen de la ley nada, por encima de la ley nadie.

Señaló que su principal reto será obtener la confianza de la población, utilizando las atribuciones otorgadas en la ley. Planteó revisar en qué se equivocó la extinta Procuraduría General de la República y diagnosticar los retos y obstáculos que tuvo.

Aseveró que debe darse una respuesta a los expedientes sin resolver y consignar en el  sistema tradicional, para empezar a hacer expedita la justicia. “No se diga en el nuevo sistema de justicia penal, donde todavía existen miles de carpetas sin judicializar”.

Determinó dos problemas funcionales del sistema de procuración de justicia a resolver: el rezago y las deficiencias en la integración de los expedientes o carpetas de investigación. Ambos dan pauta a que se compruebe que no hay preparación suficiente del personal o que hay corrupción, lo que se traduce en impunidad, detalló.

Para resolver las deficiencias, planteó intensificar la formación de personal para que sea altamente responsable y profesional, y que sus objetivos sean cumplir y esclarecer los hechos, proteger al inocente y que el culpable no quede impune.

“Estoy plenamente convencida que podré y tendré la disponibilidad de escuchar todas las voces ciudadanas de las organizaciones civiles, de las víctimas, de los imputados y, en conjunto, dar respuestas oportunas a los reclamos”, dijo.

Refirió que trabajará con ahínco para que no haya más señalamientos de vejación a los derechos humanos. “No más excesos y abuso de autoridad, porque desacredita y desprestigia a la institución de procuración de justicia”, subrayó.

Explicó que deben determinarse las conductas delictivas que se convierten en focos rojos a escala nacional, por su elevada incidencia. A partir de esa conclusión, realizar un análisis de la incidencia delictiva y diagnosticar la situación.

Finalmente, propuso establecer unidades regionales y especializadas de la Fiscalía General de la República para atender el fenómeno delincuencial, con base en las características particulares de cada región del país.

Networking