Senadores se comprometen a trabajar para superar la crisis de derechos humanos que vive México

  • México en riesgo de convertirse en el país más peligroso en el mundo para los activistas

La Comisión de Derechos Humanos asumió el compromiso de trabajar de la mano con organizaciones civiles en la protección de activistas, así como en las acciones necesarias para superar la crisis de México en derechos humanos.

Durante el Homenaje a Digna Ochoa Plácido, la presidenta de la comisión, senadora Kenia López Rabadán, afirmó que los senadores impulsarán las acciones legislativas pertinentes para que sean efectivas las garantías individuales.

Senadoras y senadores harán un esfuerzo compartido, por encima de intereses partidistas, para contribuir a que el Estado garantice la protección de quienes luchan por la salvaguarda de la población, en especial las más desprotegidas como es la indígena, refrendó la legisladora del PAN.

El activista Fray Julián CruzAlta advirtió que existe un doble riesgo para las mujeres que se dedican a la defensa de los derechos humanos, pues son objeto de agresiones como la criminalización y amenazas, además de la violencia sexual.

Solicitó que desde el Poder Legislativo se dé una perspectiva de género y se creen protocolos más específicos en la atención de los casos de las defensoras que sean víctimas de agresiones, sea por autoridades gubernamentales o instituciones privadas.

El senador Félix Salgado Macedonio, de Morena, recordó que han sido décadas de represión de parte de autoridades de los tres niveles de gobierno y de organizaciones privadas, en especial en contra de grupos vulnerables como los pueblos rurales e indígenas.

“Ya es momento de alzar la voz, para que estos ataques no queden impunes”, destacó y llamó a que se investiguen a fondo todos los casos de agresiones y asesinatos contra quienes buscan proteger a esta población.

Pilar Noriega, abogada, resaltó la urgencia de un trabajo unido, entre autoridades y defensores, para revertir el estado de fragilidad que frena la lucha en favor de las personas.

“Sólo unidas vamos a poder lograr salir adelante”, subrayó, al manifestar su confianza de que en el Senado se cumplirá el compromiso de trabajar con las organizaciones sociales.

La senadora Nestora Salgado García, secretaria de la comisión, recordó que el Relator especial de la ONU, Michel Forst, urgió a detener y revertir la violencia y transgresión de los derechos humanos, pues de lo contrario México se convertirá en el lugar más peligroso del mundo para los activistas y periodistas.

Global Witness reveló que tan sólo en 2017, fueron asesinadas 197 personas debido a la defensa que hicieron contra el despojo de sus tierras y riquezas naturales, frente al gobierno o empresas privadas. Ante estas cifras, es vital actuar, enfatizó la legisladora por Morena.

Emilio Álvarez Icaza, senador sin partido, calificó de vital que el Senado actúe ante la emergencia nacional que se vive con la multiplicación de fosas clandestinas, la circulación de tráilers cargados de cadáveres, las madres rascando rincones para localizar restos de sus hijos e hijas desaparecidos, y los miles de desplazados por la violencia.

Las autoridades no han orientado su esfuerzo para la atención de las víctimas, las instituciones están rebasadas, por lo que en el Senado se debe asumir el compromiso de encarar la agenda de derechos humanos, concluyó.

Networking