Demandan al Gobierno federal garantizar el respeto a los derechos humanos de los migrantes hondureños

  • La Junta de Coordinación Política dictaminará el punto de acuerdo propuesto

La senadora Verónica Delgadillo García propuso solicitar al gobierno federal que, a través de las autoridades migratorias y de seguridad pública, se garanticen y respeten los derechos humanos que tutela la Constitución Política hacia toda persona, sin importar su nacionalidad ni calidad jurídica migratoria, en particular de aquellos que participan en la caravana de migrantes originarios de Honduras.

La legisladora del Grupo Parlamentario de Movimiento Ciudadano planteó lo anterior en un punto de acuerdo que contó con el respaldo y gesto humanitario del presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo), senador Ricardo Monreal.

La propuesta fue turnada para estudio y dictamen a dicha Junta, luego que en votación económica los legisladores presentes no la consideraron de urgente y obvia resolución.

El pasado 12 de octubre, expuso la senadora Delgadillo García, cerca de 2 mil mujeres, hombres, niñas y niños hondureños iniciaron un largo recorrido rumbo a Estados Unidos, con la finalidad de encontrar mejores condiciones que les permitan tener una mejor calidad vida, ya que en su país no tienen esa garantía por diferentes factores.

Ante este fenómeno, dijo, autoridades mexicanas y norteamericanas han establecido una serie de posturas en contra del propósito de estas movilizaciones masivas de migrantes para evitar el ingreso y recorrido por México, y para impedir su llegada a la frontera con Estados Unidos.

El gobierno mexicano, continuó, a través del Instituto Nacional de Migración ha señalado que no se permitirá el ingreso a México de quiénes no cuenten con la documentación necesaria para hacerlo, como es el caso de una visa vigente; además –agregó- se han implementado operativos con policías federales, militares y agentes de migración en la frontera sur.

En una declaración del presidente de Estados Unidos, dijo, quedó plasmada la amenaza en contra del gobierno de Honduras, ya que dejaría de enviarle apoyo humanitario y económico si no detiene la caravana de migrantes.

“La situación que está viviendo el pueblo hondureño no responde a una decisión voluntaria. Se encuentran bajo una crisis humanitaria al ser forzados a desplazarse a otro país en busca de mejores condiciones de vida”, justificó.

Por eso, finalizó, el gobierno mexicano debe reconocer, proteger y garantizar el derecho de toda persona que se encuentre dentro del territorio nacional, sin importar la calidad jurídica de su nacionalidad, con base en que nuestra Constitución Política vela por los derechos de las personas migrantes.

Networking