Fortalecer la legítima defensa con enfoque pro víctima y de género

  • Las autoridades deben otorgar protección a la imputada y a la familia.

A través de una modificación a diversos artículos del Código Penal Federal y de la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, la senadora Sylvana Beltrones Sánchez propuso fortalecer la figura de la legítima defensa con un enfoque pro víctima y de género.

Se pretende que el espíritu de la reforma propicie la armonización del contenido correspondiente en los códigos penales sustantivos en cada entidad y que sea un precedente importante en la configuración de esta institución en el Código Penal Nacional que se encuentra en las agendas legislativas de varias fuerzas políticas, expresó.

La senadora del Grupo Parlamentario del PRI destacó que de aprobarse la reforma, se presumirá como defensa legítima, salvo prueba en contrario, cuando el hecho de causar daño, lesión o privación de la vida a quien por cualquier medio trate de penetrar, sin derecho, al hogar del agente, de su familia, sus dependientes o a los de cualquier persona que tenga la obligación de defender.

Precisó que no se considerará exceso en la defensa legítima cuando concurran circunstancias en las que la persona que se defiende se encuentre en estado de confusión, miedo o terror que afecte su capacidad para determinar el límite adecuado de su respuesta o la racionalidad de los medios empleados.

Además, señala que en los procesos penales en los que existan elementos que permitan establecer que se puede estar en presencia de legítima defensa motivada por violencia familiar o feminicida, las autoridades competentes deberán otorgar o en su caso solicitar inmediatamente y de oficio, las órdenes de protección que se ajusten al caso en concreto y que aseguren la protección de la mujer imputada y su familia.

La senadora Sylvana Beltrones insistió que el país cuenta con un alto índice de violencia hacia la mujer y feminicidios; y resaltó que el Estado no garantice los derechos de la mujer y que además de eso, termine criminalizándola por defender su integridad, y que proteja y de impunidad a violadores, golpeadores, asesinos, entre muchos otros abusos que se cometen en nuestra sociedad.

La propuesta se turnó a las comisiones unidas de Justicia y de Estudios Legislativos.

Networking