Fijan los ocho grupos parlamentarios su postura sobre el Movimiento Estudiantil de 1968, al conmemorar su 50 aniversario en Sesión Solemne

  • Se llevó a cabo Sesión Solemne en la Cámara de Diputados para conmemorar 50 aniversario del Movimiento Estudiantil de 1968

Palacio Legislativo, 02-10-2018 (Notilegis).- Diputados de los ocho grupos parlamentarios fijaron su postura sobre el Movimiento Estudiantil de 1968, durante una Sesión Solemne que se llevó a cabo en la Cámara de Diputados para conmemorar su 50 aniversario.

El diputado Pablo Gómez Álvarez (Morena) aseguró que “la derrota sangrienta del movimiento”, la noche del 2 de octubre “no logró hacer inviable el propósito de alcanzar las libertades democráticas”.

“La impronta del movimiento ha sido fecunda, pero hay que admitir que no hemos logrado las libertades democráticas en todos los ámbitos”, añadió.

Enfatizó que completar solamente la democracia por la que se luchaba hace 50 años no sería suficiente para dar respuesta a la actual sociedad, más politizada y exigente.

El diputado Marco Antonio Adame Castillo (PAN) dijo que no se debe olvidar “un hecho ominoso en nuestra historia. Vengo a reiterar la posición que desde hace 50 años ha sostenido el PAN ante este conflicto, porque medio siglo después sigue siendo necesario esclarecer la verdad de lo ocurrido”.

“Lo hacemos porque aún no se hace justicia a las víctimas de la represión y porque no debe volver a ocurrir un derramamiento de sangre por falta de diálogo y de entendimiento entre quienes defienden opiniones políticas distintas”, agregó.

Apuntó que México está llamado a consolidar la democracia, la libertad, el diálogo y el entendimiento. A desterrar la violencia y a emprender los caminos y los cambios que permitan concretar los anhelos expresados generosamente en la rebeldía, el idealismo y la sed de justicia de los jóvenes de aquella época y de los de todas las épocas.

La diputada María Alemán Muñoz Castillo (PRI) reconoció que este acontecimiento contribuyó a construir un país más democrático e igualitario, a 50 años de esta movilización.

“Es momento de reconocer la transformación política que se logró después del movimiento estudiantil del 68 y permanecer abiertos al diálogo y la conciliación”.

Agregó que es preciso recuperar los ideales de toda una generación y aprender de la historia para cuidar que en el país se respeten los valores democráticos fundamentales de toda sociedad: el diálogo, la inclusión, la pluralidad, el reconocimiento a la diferencia, la negociación y el respeto irrestricto a los derechos humanos.

El diputado Ricardo De la Peña Marshall (PES) afirmó que el movimiento estudiantil no concluyó con la matanza de Tlatelolco, porque fue “un despertar de conciencia y lanzamiento de varios liderazgos políticos y sociales que continúan impulsando la agenda de cambio, modernización y apertura que necesita el país”.

Consideró que algunos de los efectos que trajo consigo fueron la libertad democrática y la reivindicación de los derechos estudiantiles y humanos.

Indicó que los casos de abuso se sancionan en el país, “no como se esperaría, pero ya no quedan impunes como en el 68…porque nunca más se podrá tolerar un abuso por parte de las autoridades”

El diputado Óscar González Yáñez (PT) sostuvo que 1968 fue un año de exigencia de libertad contra el autoritarismo en el mundo, “los jóvenes mexicanos de ese entonces estuvieron a la altura de la historia, revelándose contra un gobierno represor y sus consignas no se olvidan: libertad, no a los caudillos, viva el Consejo Nacional de Huelga, viva la democracia. Diálogo, diálogo, alto a la represión”.

“La masacre” del 2 de octubre fue “el momento más indignante del Ejército mexicano para con su pueblo y el de un político que se diga que está al servicio de un país”, externó.

Aquel año fue un parteaguas político, un “big bang” de la política mexicana, “se respondió con la resistencia, la movilización, con organización, el pueblo se unió, y se unió a los estudiantes, a sus demandas de libertad y de democracia”, agregó.

El coordinador de los diputados de MC, Alberto Esquer Gutiérrez, indicó que este evento marcó la historia de México, por lo que se debe conmemorar “ese gran legado” que dejaron los jóvenes estudiantes que “nos mostraron que la libertad debe de estar por encima de cualquier partido, de cualquier dictadura u organización”.

“Más que narrar y recordar los hechos se inclina por enlistar los avances y logros para el momento histórico y que son pilares fundamentales para el desarrollo democrático actual en México”, expuso.

Señaló que “la pluralidad nacional empezó en 1968, cuyos primeros efectos se materializaron con la reforma del 77, que impulsó Jesús Reyes Heroles, dando amnistía a presos políticos, permitiendo la plena legalización de los partidos políticos y la representación proporcional en el Poder Legislativo”.

El diputado Mauricio Alonso Toledo Gutiérrez (PRD) reconoció la importancia de este movimiento en la vida política del país, fue “una lucha contra el Estado, uno autoritario”, la mejor forma de honrarlo es construir coincidencias para la luchar en favor del pueblo mexicano y en contra de la desigualdad, de la pobreza y la marginación.

“No es casualidad que (en el Muro de Honor de la Cámara de Diputados) esté en letras de oro Al Movimiento de 1968, a lado de Vicente Guerrero, de Emiliano Zapata, de Francisco Villa, porque los estudiantes del 68 también fueron patriotas y héroes porque forjaron un país distinto”, dijo.

Sostuvo que “desde el Congreso se realizarán leyes para eliminar el porrismo, para luchar por este país –y dar las leyes necesarias y el presupuesto necesario– que nunca se trate de privatizar la educación y sea la educación pública y gratuita”.

El diputado Jesús Sergio Alcántara Núñez (PVEM) refirió que el movimiento del 68 logró afianzar la lucha por los derechos políticos, civiles y educativos, la cual fue “apagada” por el autoritarismo que había en el país.

Indicó que fue la primera vez que las mujeres lucharon a la par de todos solicitando el respeto de sus derechos y reivindicando su condición como participantes activas en la vida democrática del país.

“El 2 de octubre es una fecha que invita a reflexionar sobre la importancia de la participación de los jóvenes en la vida política, (por ello) oír la voz de la juventud es fundamental para enriquecer la vida democrática y el debate público en nuestro país”, expresó.

Networking