Piden reabrir procesos contra “genocidas de 1968, 1971 y guerra sucia”

  • Pide Hernández Gamundi sumar esfuerzos para reabrir procesos contra “genocidas de 1968, 1971 y guerra sucia”; dar acceso a archivos de Sedena y reformar el Poder Judicial

Palacio Legislativo, 02-10-2018 (Notilegis).– Félix Hernández Gamundi, representante del Comité 68, llamó a los diputados a sumar esfuerzos para reabrir los procesos judiciales en contra de “los genocidas de 1968, 1971 y de la guerra sucia”; dar acceso a los archivos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y reformar el Poder Judicial para acabar con la impunidad.

Asimismo, para restablecer la extinta fiscalía especial para investigar los delitos del pasado, brindar justicia a todos los grupos sociales víctimas de la violencia del Estado, y presentar con vida a los 43 estudiantes desaparecidos de la Escuela Rural Normal de Ayotzinapa y castigar a los agresores.

Hernández Gamundi hizo el llamado al Pleno de la Cámara de Diputados desde tribuna, durante la Sesión Solemne por el 50 aniversario del Movimiento estudiantil de 1968.

“Estamos aquí para seguir reclamando justicia por los crímenes que el Estado asestó en el corazón de la juventud mexicana y que hoy 50 años después sigue impune”, expresó.

“(En el Comité 68) de manera clara y decidida, estamos comprometidos con la lucha por la memoria, la justicia, la reparación del daño y el acompañamiento a las víctimas y familiares tanto de 68 como de las agresiones sufridas el 10 de junio de 71 y después durante la llamada guerra sucia”, abundó.

El ex líder estudiantil comentó que a 50 años de la masacre del 2 de octubre en la Plaza de las Tres Culturas, en Tlatelolco, “no sabemos con certeza el número de víctimas fatales provocadas por las balas del Ejército”.

En ese sentido, exigió “la apertura de los archivos de la Sedena que contienen todos los datos de la actuación militar en diversos actos genocidas, empezando con Tlatelolco en 1968”.

Apuntó que el pueblo de México reclama, en primerísimo lugar, el fin de la impunidad que golpea a la patria como un látigo, y para ello se requiere una reforma al Poder Judicial, que además de romper la impunidad, ponga un alto a la corrupción y a los signos que degradan la vida política nacional.

“En las pasadas elecciones (del 1 de julio) la gente votó por un cambio de régimen político, por un cambio de modelo económico y por la pacificación inmediata del país. Estos cambios sólo podrán alcanzarse mediante la acción organizada de los mexicanos y con un nuevo equilibrio entre los pPoderes que obliguen a la puntual rendición de cuentas y a un nuevo sistema de impartición de justicia”, dijo.

“Por el derecho a la justicia, la memoria, la reparación del daño y la garantía de la no repetición de los hechos de agresión en contra del pueblo. Por un México de iguales, en paz, con libertad y en democracia plenas. 2 de octubre no se olvida”, finalizó.

Networking