CONOCE CAMPECHE EN CHITOTV

10 formas de ahorrar gasolina al conducir

De acuerdo con estadísticas del INEGI, las familias mexicanas destinan un 14.4 por ciento del total de su sueldo para transporte (se engloba la adquisición de vehículos, mantenimiento, accesorios, combustible, y otros servicios del auto).

A continuación presentamos 10 útiles consejos para poder ahorrar combustible.

  • No calientes el motor

Contrario a lo que muchos recomiendan de prender el auto y dejarlo calentar por alrededor de un minuto antes de avanzar para ser más eficiente y contribuir a la salud del motor, esta práctica lo único que hará será gastar más gasolina e incluso puede provocar un desgaste prematuro de la máquina o de otros componentes como bujías o inyectores.

Aunque sí debe existir un calentamiento del motor, el hábito antes mencionado no es la forma correcta, sino más bien avanzar lento al principio e ir aumentando la velocidad gradualmente hasta notar que la temperatura se estabilice y entonces sí demandarle toda la potencia necesaria.

  • No pises a fondo el acelerador

Hacer esto aumenta hasta 4 veces el consumo de gasolina, por lo que debes evitarlo en la medida de lo posible, y por el contrario pisar el pedal con suavidad para realizar un avance gradual.

Al estar en un semáforo es muy común pisar fuerte para avanzar pronto, sin embargo, cada vez que lo haces estás aumentando de manera exponencial tu consumo.

  • Frena lento

De igual forma que acelerar rápido consume más energía, frenar de la misma manera tiene un efecto análogo, por lo que eludir esta costumbre puede ahorrarte muchos pesos.

El mejor consejo es que mires más adelante que lo que está enseguida de ti, por ejemplo, en el tránsito pesado será necesario que frenes conforme avancen poco a poco, sin embargo, si te fijas en lo que pasa en la parte lejana en lugar de la que te precede enseguida podrás anticipar las paradas con más tiempo y evitar el acelerar y frenar de súbito.

De igual manera, mantén una distancia razonable con el coche de enfrente para que tengas tiempo suficiente de detenerte con suavidad.

  • Anticipa las pendientes

Continuando con fomentar la anticipación al manejar, las cuestas son quizá lo más sencillo de prever ya que no dependen de decisiones cambiantes como las que podría tener un conductor en la vía.

Cuando te acerques a una subida, acelera gradualmente antes de entrar a la inclinación, ya que si no lo haces tendrás que acelerar con mucha más fuerza en la pendiente para poder contrarrestar la fuerza de gravedad.

Si lo haces correctamente, habrás entrado con mayor velocidad y esta se irá reduciendo conforme avances. Una vez dentro no aceleres, simplemente cambia a una velocidad más abajo y cuando termine la elevación, acelera de nuevo.

  • Cambia de velocidad

En los autos con transmisión manual, es importante colocar la velocidad correcta para sacar un mejor provecho del rendimiento de combustible.

Las velocidades bajas están diseñadas para lograr un alto empuje y una buena aceleración por lo que le estarás exigiendo más al motor y por consiguiente gastando más gasolina.

La cuarta, quinta, y sexta, son posiciones que ahorrarán gasolina a diferencia de las primeras tres. Aun en los 60 kilómetros por hora, puedes dejar tu vehículo en cuarta o incluso 5 velocidad.

  • Aprovecha la aerodinámica

Cuando en un catálogo o ficha de descripción de un vehículo lees que está diseñado aerodinámicamente quiere decir que su carrocería está pensada para cortar mejor el aire y así circular sin tanta presión al frente y lograr velocidades superiores.

Entre menos fuerza se oponga a él, menor es la potencia que necesitará utilizar, y por consiguiente mayor rendimiento obtendrás.

Viajar con las ventanas abiertas en carretera es uno de los factores que más afectan la aerodinámica ya que esto aumenta su resistencia al aire; circula con las ventanas cerradas y de ser necesario usa la ventilación interna para evitar esta circunstancia.

  • Vacía la cajuela

Entre más pese un vehículo, mayor será la potencia ya sea de torque o caballaje que tendrá que utilizar para moverse hacia adelante, independientemente si el peso es del propio auto o de su contenido.

Mientras que no puedes hacer nada por modificar el peso del vehículo, ni subir menos personas a tu auto, sí puedes evitar llenar la cajuela de cosas inútiles que sólo agregan peso al interior.

Por cada 50 kilos extras que le pongas al auto, el consumo de combustible se incrementa un 2 por ciento.

  • Modera el aire acondicionado

Cuando tienes prendido el aire estás aumentando hasta en 10 por ciento el consumo de combustible. Aunque a veces es inevitable el tener que usarlo, intenta moderar su empleo para cuando verdaderamente lo necesites.

Mientras que en carretera tendrás que valerte de él para favorecer la aerodinámica, en ciudad puedes suplir su uso al bajar las ventanillas para refrescar el interior.

  • Evita las altas velocidades

Según mediciones y estudios que se han realizado a lo largo del tiempo a diversos vehículos, un auto gasta 20 por ciento más gasolina cuando viaja a 110 kilómetros por hora que cuando lo hace a 90.

En ciudad no es común que se pueda llegar a velocidades superiores a las mencionadas, sin embargo, cuando es posible es por tramos cortos y eventualmente tendrás que frenar para poder reducir la velocidad y ajustarte a los límites establecidos.

  • Aprovecha la velocidad crucero

Contrario a lo que sucede en la metrópoli, en la carretera las altas velocidades son una obligación más que una preferencia; aquí el secreto radica en la constancia más que en la fuerza al acelerar o frenar.

La velocidad crucero es un sistema inteligente que viene integrado en autos de gamas cada vez más bajas, y está diseñado para mantener la velocidad según la asignemos.

La clave está en seleccionar la más adecuada a la ruta según las condiciones de tránsito y el tipo de vía por la que circulas para mantener una rapidez constante.

Noticias Nacionales

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
«
»

Networking