Egresan 564 bachilleres de la UPAEP

  • Los jóvenes deben poner en práctica valores y talento al servicio de la sociedad
  • México necesita de hombres y mujeres comprometidos, que tengan la iniciativa de cambiar las cosas en nuestro país

El Dr. Emilio José Baños Ardavín, Rector de la UPAEP, impartió a los egresados de las preparatorias UPAEP la Última Cátedra, durante la ceremonia de Grado de Bachiller, en donde 564 estudiantes concluyeron sus estudios de educación media superior.

“Es un momento muy especial para todos, a ustedes papás les doy nuestro agradecimiento como institución primeramente por confiar en una etapa clave en la formación de sus hijos. Para la UPAEP estos son momentos fundamentales porque se refrenda esta Misión, este compromiso que tenemos con ustedes estudiantes, con la sociedad pero principalmente con cada uno de los padres de familia por dar cuenta de lo que ofrecemos y de lo que proponemos, lo cual no sería posible sin el acompañamiento, presencia y esfuerzo de cada uno de ustedes”.

Agregó que la preparatoria y que un hijo la esté terminado, es uno de los momentos más retantes para un padre de familia “porque es el momento en que se recoge todo lo que se ha sembrado, lo que se ha propuesto y condiciones que se han generado y que en estos tres años se va conformando esa personalidad y temple de esa mujer, de ese hombre, que al cabo de ellos, entran a una nueva etapa en donde estas personas comienzan a tomar las riendas de su destino.

Dijo que la UPAEP tiene clara cuál es su Misión en la formación de los estudiantes, la de generar las condiciones para que los hijos vivan todas esas experiencias, relevantes y significativas que le reten para conformar esa personalidad, y para ello, aquí nos encontramos nosotros y los padres de familia, para ayudarlos a alcanzar sus metas.

Exhortó a los egresados de las preparatorias UPAEP a reflexionar sobre los diferentes regalos que les ha dado la vida, “que tienes talentos, que tienes un don, hoy estás aquí, tienes ese don de la vida y por ello, te debes sentir agradecido, que tienes un gran recorrido hacia adelante y esto es gracias a tus padres, es un regalo con todas sus vicisitudes, con todos sus problemas, con los momentos alegres”.

Dijo que también es un don todas esas experiencias que te han marcado el corazón, las amistades y personas que requirieron de tu ayuda, con los que has compartido grandes logros, tienes un bagaje muy amplio que ha marcado parte de tu vida.

Cada uno de ustedes, tiene una personalidad propia, tienes un nombre, “ya se va fraguando ese hombre, esa mujer por las decisiones que va tomando por su propia cuenta. La persona humana es la única que tiene la capacidad de definir quién es y hacia dónde se quiere dirigir, esa particularidad de definir qué es lo que quiere ser, afianzar esa persona, esa particular forma de ser y de enfrentar la vida”.

Subrayó, todo esto no es obra de la casualidad, “no eres producto de un arrojar los dados y a ver qué sale, hay una serie de circunstancias, pero que si las ves con rigor, con sentido común, no son obra de la casualidad, están llamados por algo en específico, y entonces entramos a algo más interesante, porque resulta que si no eres producto de la casualidad, tienes una misión y tienes algo a lo que estás llamado a responder, están hechos para cosas grandes, porque con todo esto que has decidido, con esta personalidad que te has fraguado, con ese potencial que sabes que tienes y que ya lo has puesto a prueba durante estos últimos tres años, sabes que puedes responder ante retos mucho más grandes.

Hoy a esta generación se le está pidiendo que se atreva a responder, que se atreva a arriesgar. En la UPAEP tenemos claro que un proyecto grande como el que es la propia universidad, ha requerido de gente que se atreva a arriesgar, pero que en ese tomar riesgos, se atreva a perseverar, porque las victorias, el éxito, los sabes bien, no se logra en el primer intento.

Enfatizó, “hoy que la cultura de allá afuera te ofrece soluciones inmediatas, te puede confundir, no todo lo que necesitamos está resuelto, más bien poco de ello, porque lo que verdaderamente necesitas, el eje fundamental de tu vida se va encontrado conforme vas batallando, vas peleando un día y otro para lograr tu objetivo”.

Dijo que en esa batalla de la vida, se necesita de aliados infalibles, de aliados que cuando tropieces estén allí, junto a ti, “esos aliados infalibles que te han acompañado a largo de tu vida y que van a ser el gran soporte para lo que venga, son Cristo Jesús, porque en los momentos más difíciles de tu vida, la única persona que te va a hablar de fidelidad, que te la va a probar y que siempre va a estar ahí es Cristo Jesús, el que estuvo dispuesto a morir por cada uno de nosotros, para dar testimonio de lo que verdaderamente vale la pena en esta vida”.

Y una gran aliada, nuestra madre, la Virgen María que aquí en México la tenemos presente en el cerro del Tepeyac, y que nos dice una y otra vez que va a estar con nosotros todos los días acompañándonos en las alegrías y en las tristezas, esos son nuestros aliados infalibles.

El Dr. Baños Ardavín les recordó a los egresados de la preparatoria que tienen un don, tienen un nombre y tienes una misión y además cuentas siempre con los mejores aliados, lleven en su corazón siempre el Ser UPAEP de por vida.

En la ceremonia de Grado de Bachiller que se dividió en dos días, correspondió a los egresados de los Bachilleratos UPAEP Lic. Gustavo Díaz Varela, Jefe del departamento de Becas y Apoyos Financieros y Dr. Hugo Ferrer Toledo, Decano de Ingenierías de la UPAEP, dar la bienvenida a los egresados de preparatorio que concluyeron su formación académica.

Por último, a nombre de los estudiantes que concluyeron sus estudios de preparatoria, correspondió al alumno José Antonio Sánchez Balderas del plantel Angelópolis dirigir su mensaje a la comunidad universitaria, padres de familia y amigos.

 

– Boletín de Prensa

Networking