Llama AMLO a todos los empresarios para unirse y sacar adelante al país, “amor y paz”  

  • Asegura: “los empresarios no tendrán problemas en nuestro gobierno, van a ser respetados”
  • Pide que en los días que falta para la elección del primero de julio se convenza a más gente y se tienen que unirse todos
  • Convoca a los mexiquenses a no vender sus votos, nada de estar entregando por el voto por 500 pesos, mil pesos, 2 mil pesos
  • Requiere votar parejo por los candidatos de la coalición “Juntos haremos historia”
  • Da a conocer la agenda de México con relación a las necesidades del pueblo
  • López Obrador se reúne con Moisés Romano, presidente de la Comunidad Judía en México

Tecámac, Estado de México.- El candidato por la coalición “Juntos haremos historia” por la Presidencia de México, Andrés Manuel López Obrador, hizo un llamado a todos los empresarios para unirse y sacar adelante al país, “entonces amor y paz, México está por encima de intereses personales o de grupos, por legítimos que sean, México es lo más importante que todo”.

“Ayudan mucho los empresarios, porque no se podría pensar en un plan de desarrollo para impulsar la actividad productiva, para que haya empleo, haya bienestar, sin los empresarios”, dijo López Obrador en entrevista que concedió en Tecámac.

A la pregunta de los reporteros si ya da por cerrado el capítulo de confrontación con empresarios, el candidato presidencial expresó que ya quedaron las cosas bastante claras, “los empresarios no tendrán problemas en nuestro gobierno, van a ser respetados, se va a buscar la convergencia del sector privado, con el sector público y con el sector social”.

Explicó que habrá economía mixta, no podría el Estado con la inversión pública enfrentar el reto del crecimiento en México, se requiere de la inversión privada y se requiere también del sector social.

Previamente, mencionó que invitó a los empresarios Marcos Fastlicht y Alfonso Romo para que acompañen en la gira para que vean lo que la gente manifiesta, así como escuchen que se necesita la unidad de todo el pueblo de México, que entre todos se podrá sacar adelante, al pueblo y al país.

A la pregunta de los reporteros sobre su opinión de que le están negando el Zócalo para su cierre, López Obrador respondió que quieren negarle el Zócalo, pero ya se ha buscado la opción, la alternativa, pero va a esperar y se resolverá mañana.

“Vamos a ver si no cambian de parecer las autoridades, porque hicimos la solicitud con mucha anticipación, desde hace como un mes, entonces contestaron de que no, pero vamos a ver mañana, se va a insistir y si no buscamos otra opción, otra alternativa”, detalló.

A la pregunta de los reporteros sobre qué argumentos le dan, el candidato a la Presidencia de la República dijo que no quiere pleitos, es amor y paz, ya la gente sabe que se llevará a cabo en México el cambio y se tiene que tener paciencia, porque están irritados, molestos sus adversarios, pero se les va a ir quitando poco a poco.

Sostuvo que los gobiernos del PRIAN se han dedicado a hacer negocios: Fox, Calderón, Peña Nieto y no sabe por qué hasta ahora se dan cuenta que pasa esto si es la tónica de la política neoliberal, llevan 30 años saqueando, robando, reformas estructurales, pero en la realidad es una política de pillaje, se apoderaron del gobierno y a todos los Poderes, no es solo en este sexenio.

“Aquí ya hizo crisis en este sexenio la corrupción, ya emergió la podredumbre, esto viene desde la época de Salinas”, señaló al recordar que Salinas entregó empresas públicas y bienes de la nación a sus allegados, pero con el cambio esto terminará, se finalizará la corrupción, se sacará adelante del país, habrá el renacimiento de México con el cambio.

Sobre si encarcelaría a quienes se han dedicado a robar los bienes de la nación, Andrés Manuel López Obrador ironizó que no alcanzaría, ni entrarían en las Islas Marías, costaría mucho mantenerlos en las cárceles.

Explicó que a quienes han dañado al país es lo mejor es hacerlos a un lado, que ya no sigan robando, ni mandando y que sea el pueblo el que gobierno a México.

En otro tema, subrayó en el llamado para la defensa del voto y ya hay miles de ciudadanos apuntados para cuidar las casillas y comentó que en el Estado de México está a 2 a 1, 30 por ciento de ventaja, la gente quiere un cambio en todo el país.

A la pregunta de los reporteros sobre lo que dijo Anaya que se está acercando a López Obrador e incluso se comió un pejelagarto, Andrés Manuel López Obrador respondió que Anaya hace su lucha.

En Tecámac, López Obrador comentó que está acompañado por dos empresarios con dimensión social: Marcos Fastlicht y Alfonso Romo, porque se tiene que lograr un cambio con la participación de todos los mexicanos de todas las clases sociales, porque se necesita inversión para que haya empleo y dejó en claro que está en contra la corrupción y la riqueza mala habida, pero no de los empresarios.

En otro tema, el candidato presidencial pidió que en los días que falta para la elección del primero de julio se convenza a más gente, que no se peleen en el distrito, “porque una golondrina no hace verano” y se tienen que unirse todos.

“Solo el pueblo puede salvar al pueblo, solo el pueblo unido y organizado puede salvar a la nación, no olviden eso, ya perdamos el tiempo peleándonos por banderías partidistas, este es un movimiento amplio, plural e incluyente”, señaló al insistir en ir juntos para transformar al país, se construye una auténtica democracia, se respetarán las culturas, las religiones del pueblo.

“No se van a violar las libertades del pueblo, no estamos construyendo una dictadura, es una democracia, libertad de creencia, de manifestación de las ideas, el derecho a disentir, libertad religiosa, y como decía un liberal puro Ignacio Ramírez el Nigromante: ‘yo me hinco, donde se hinca el pueblo, yo respeto la religión del pueblo”, expuso.

Convocó a los mexiquenses a no vender sus votos, nada de estar entregando por el voto por 500 pesos, mil pesos, 2 mil pesos, que le corresponden 13 mil pesos mensuales del presupuesto por familia.

“Que no los engañen con migajas, nada de la despensa, el frijol con gorgojo y como aquí se dijo, si agarran la avena, voten por MORENA, no queremos candidatos ni de chivos, ni de patos”, comentó al decir que no hay agua, pero reparten tinacos.

Planteó que le diga a la gente que eso que les dan es pan para hoy, pero hambre para mañana y “vamos a triunfar, ya falta poco, el domingo primero de julio por la tarde-noche va a empezar a correr la noticia por todo México, por todo el mundo triunfo el movimiento de regeneración nacional, fiesta cívica”, dijo.

Llamó a votar parejo por los candidatos de la coalición “Juntos haremos historia”, tanto para la Presidencia de México como para la Cámara de Diputados y el Senado de la República, para que se acaben los moches, “porque yo no me voy a dejar chantajear por nadie, no establezco relaciones de complicidad con nadie, por eso es mucho mejor tener la mayoría en el Congreso”.

Ante la campaña en su contra que dicen que ya le dio un infarto y está a punto de darle un segundo infarto, que hasta ahí llegará, López Obrador respondió que “estoy al cien, ellos se ven jóvenes, porque están planchados, yo estoy al natural”.

Mencionó que quienes están en Tecámac y millones de mexicanos, pronto, muy pronto, llevarán a cabo la cuarta transformación de la vida pública de México, se logrará sin violencia, de manera pacífica a diferencia de las otras transformaciones.

Dijo que los mexicanos tendrán la dicha enorme de llevar a cabo el cambio de manera ordenada, sin violencia, pero será igual de profunda y radical como fueron: La Independencia, La Reforma y la Revolución de 1910, pero pacífica.

“Y que nadie se espante si uso la palabra radical, porque viene de raíz, vamos a arrancar de raíz el régimen corrupto de injusticias y de privilegios, por eso a ser radical y vamos a sacar a nuestro pueblo de la pobreza, para eso es esta lucha, no por los cargos, no por los puestos, que nadie se equivoque, el quiera puesto que se vaya al mercado”, señaló.

Desde Tecámac, Estado de México, el candidato por la coalición “Juntos haremos historia” a la Presidencia de la República dio a conocer la agenda de México con relación a las necesidades del pueblo:

Primero, acabar con la corrupción; segundo, terminar con los privilegios; tercero, impulsar para que haya la actividad productiva para que haya empleo y bienestar; cuarto atender a los jóvenes; quinto, acabar con la inseguridad y la violencia que existe en el país.

“Esa es nuestra agenda, no es la que nos van a traer del extranjero, he visto que las reformas no se definieron aquí, lo puedo probar, son planteamientos del Fondo Financiero Internacional, no vamos a seguir de esa manera”, explicó.

López Obrador aseguró a los maestros que una vez que triunfe el movimiento que encabeza se cancelará la mal llamada reforma educativa, porque es una reforma laboral para someter al magisterio y agregó que se mejorará la calidad de la enseñanza si afectar a los maestros

Expuso a los ciudadanos que ya no habrá más privatizaciones, no se privatizará el agua, ni el ISSSTE, menos el Seguro, no sirvió esa política en 30 años no ha habido crecimiento económico, sino creció: la pobreza, la corrupción, la inseguridad y violencia.

Adelantó que se fortalecerá todos los servicios públicos, habrá atención médica y medicamentos gratuitos, aumentarán al doble la pensión que reciben los adultos mayores, es decir, será de mil 500 pesos mensuales y será para todos.

Anunció que con los ahorros que se logren del combate a la corrupción, el cortar los privilegios, tener un gobierno austero: se apoyará a la actividad productiva, se rescatará al campo del abandono, se ayudará a las pequeñas y medianas empresas.

“Se apoyará al comercio, va a haber una política, que no ha habido desde hace muchos años, de fomento a la industria, se crearán empleos”, comentó al decir que se producirá en México todo lo que se consume, se rehabilitarán las seis refinerías y se construirán dos grandes para dejar de comprar las gasolinas en el extranjero, así como bajará el precio de los hidrocarburos.

En Estados Unidos 10, 12 pesos el litro de la gasolina, en México 20 pesos, y en Guatemala es más barata, todo es se va a corregir, ya no habrá corrupción y se fortalecerá el mercado interno para que haya trabajo en el país, habrá trato especial a los jóvenes, porque se le dará trabajo y estudio, comentó.

Anunció que como presidente electo se reunirá con empresarios para crear una red de tutores para que enseñen a trabajar a los jóvenes y el gobierno pagará la nómina, habrá becas de estudio para los jóvenes de escasos recursos, “becarios sí, sicarios no”.

Manifestó que para enfrentar el problema de la inseguridad y la violencia, se atenderán las causas, se generarán empleos, atender los jóvenes, garantizar el bienestar del pueblo y habrá un buen ejemplo de honestidad en el gobierno.

Sostuvo que regresará como presidente electo para traer el plan de desarrollo para Tecámac sobre actividades productivas, infraestructura y con el desarrollo social.

Recordó que cuando fue jefe de Gobierno se dividió la Ciudad de México en 1030 unidades territoriales, y en una unidad podría corresponder a una colonia, a una unidad habitacional, por cada unidad territorial tenía su programa y el que vivía en una colonia sabía que le correspondía del presupuesto.

Indicó que a nivel nacional, el país se dividirá por distritos y presentará el programa por todo el distrito de Tecámac, que contemplarán lo municipios, es decir, cuánto va a invertir el gobierno federal y se comprometió a regresar al distrito cada seis meses para evaluar las acciones.

En un video publicado en su cuenta de Facebook, Andrés Manuel López Obrador informó que se reunió con Moisés Romano, presidente de la Comunidad Judía en México, quien es su amigo.

Recordó que desde que fue jefe de Gobierno de la Ciudad de México tuvo una muy buena relación con la Comunidad Judía, ellos son gente de trabajo, invierten, generan empleos, es gente honesta, buena y “nos tenemos confianza”.

Se comprometió a que pasando a la elección del primero de julio, tendrá una reunión con la Comunidad Judía para ponerse de acuerdo y lograr la convergencia de inversión pública, inversión privada y convocar al sector social, los tres motores de la economía para lograr el renacimiento de México.

Añadió invertir para que haya empleos, bienestar, y que se consiga la paz, la tranquilidad del país.

Por su parte, Moisés Romano, presidente de la Comunidad Judía en México, agradeció estar con López Obrador y en el caso de que pueda gobernar México, la Comunidad Judía creará en México, hoy y siempre, como lo ha hecho por muchos años.

Indicó que el candidato a la Presidencia de México cuando fue jefe de Gobierno capitalino estuvo cercano a la comunidad y deseó poder trabajar en un futuro por el querido México, así lo harán.

Por la tarde, Andrés Manuel López Obrador estuvo en Gustavo A. Madero y Venustiano Carranza, donde dijo que va muy bien, requeté bien, en las últimas encuestas se ha dado a conocer que están 26 puntos arriba de ventaja, “este arroz ya se coció, y es por ustedes, por los que han resistido y han luchado sin descanso, los perseverantes, los tercos, los necios” y “vamos a triunfar”.

Indicó que se revisará el proyecto de la construcción del nuevo aeropuerto de la Ciudad de México, porque ya se el gobierno federal invirtió 80 mil millones de pesos, pero todavía no terminan de rellenar el Lago de Texcoco y se estima que costará 300 mil millones de pesos, eso es un barril sin fondo y hay otras opciones.

Dijo que una vez triunfe, irá a ver a Enrique Peña Nieto y planteó que si los contratistas invierten su dinero a la edificación del aeropuerto se les da la concesión, pero no el dinero del pueblo.

Denunció que en Venustiano Carranza hay cacicazgo, porque las autoridades no querían prestarles las plazas, no es de ellos, sino del pueblo y están muy nerviosos por algo será, y les dijo a los ciudadanos que pidan un permiso para participar en el partido de la transformación nacional.

Invitó los capitalinos al cierre de campaña el próximo día 27 de junio, a las 6 de la tarde, pero todavía está viendo el lugar, porque el jefe de Gobierno de la Ciudad de México está igual que el jefe delegacional, “no nos quieren dar el Zócalo” y dio a conocer que lo pidieron con anticipación, pero mañana se resolverá el tema, pero habrá festejo por adelantado.

En Tláhuac, el candidato a la Presidencia de México expresó que va a terminar con la corrupción y en bandidaje oficial, habrá un plan de austeridad en el gobierno democrático.

Dijo que habló con Claudia Sheinbaum para que Los Pinos sea un espacio para las artes, la cultura de los mexicanos, la entrada será gratuita y no habrá necesidad de tribuna para evitar las privatizaciones en el país, porque habrá un cambio verdadero.

Expresó que está muy contento con la candidata al gobierno de la Ciudad de México, porque es una mujer con principios e hizo un reconocimiento a los habitantes la capital.

Networking