Responde Meade al Presidente de la COPARMEX

  • A través de un comunicado, José Antonio Meade respondió al Presidente la COPARMEX sobre el tema de la reforma laboral con el siguiente mensaje:

GUSTAVO A. DE HOYOS WALTHER
Presidente Nacional de la
Confederación Patronal de la República Mexicana
Presente.

Estimado Gustavo:

Por este medio, y con mucho gusto, doy respuesta a su pregunta:

¿Estás dispuesto a impulsar una reforma a la legislación laboral para crear esquemas modernos y flexibles que incentiven la capacitación y fomenten el primer empleo, una mejor equidad laboral entre géneros y la contratación en esquemas que no se ajusten al modelo actual?

¿Cómo lo harán, con qué recursos y para cuándo?

En mi estrategia para la creación, formación y capacitación de empleo las mujeres tendrán un papel central.

Necesitamos no sólo más equidad laboral sino total equidad. Equidad, a secas. La mujer debe poder ejercer a plenitud sus derechos y libertades: a una vida sin violencia, a acceder a una educación que le permita formarse y capacitarse hasta el nivel que ella desee, a un trabajo en donde se le pague igual que al hombre, a prestaciones sociales, a apoyos y créditos si es una emprendedora.

Como lo mencioné la semana pasada, impulsaré una agenda flexible de creación de empleos, formalización, inclusión y mejora de la productividad. El programa Avanzar Contigo nos permitirá detectar las necesidades y prioridades individuales, entre otras, las relacionadas con el mercado de trabajo, como más empleos y mejor pagados, con salarios justos y equidad salarial entre hombres y mujeres, con mayores oportunidades de estudiar, trabajar y emprender para los jóvenes, con el acceso de las trabajadoras del hogar a la seguridad social, con guarderías, estancias y escuelas de tiempo completo para hijos de trabajadores, con casas de día para adultos mayores y hospitales funcionando al cien.

Una vez detectadas dichas necesidades, podremos atenderlas y lograr así que cada individuo desarrolle sus talentos y habilidades en beneficio suyo y de su comunidad.

Estoy comprometido con la flexibilización, no sólo del marco laboral sino de la política pública, pues estoy convencido que ésta debe responder a las condiciones sociales, económicas y demográficas de nuestro país. El programa Avanzar Contigo nos va a permitir conocer esas condiciones y adaptarnos a ellas. En el mercado laboral, podremos así avanzar hacia mayor igualdad, equidad y justicia social.

Esta semana anuncié cuatro medidas concretas relacionadas con el impulso al empleo, la flexibilización de los esquemas laborales, y una mayor igualdad de género, y que permitirán también reducir la brecha de género tanto en el margen extensivo (la participación laboral) como en el intensivo (el número de horas trabajadas) y atender a la población que ni estudia ni trabaja.

Estas medidas son, en primer lugar, el salario para jefas del hogar, ya que al otorgar recursos que signifiquen ingresos seguros, no habrá ya impedimento para quien desee continuar sus estudios.

Anuncié, además, un paquete para la educación que incluye la deducibilidad fiscal para estudios superiores, 100 mil escuelas de tiempo completo y 100 mil con presupuesto propio.

La tercera medida anunciada es el establecimiento de guarderías de tiempo completo. Ello permitirá a las mujeres, y también a los hombres, mayor flexibilidad entre cuántas horas trabajar y cuántas dedicar al cuidado de los hijos, o si trabajar o quedarse en casa. La mujer podrá tener una vida laboral plena, si ese es su deseo, porque le vamos a dar los medios para que pueda hacerlo.

Finalmente, anuncié que en mi gobierno habrá seguridad social para las trabajadoras del hogar. Se trata de un esquema flexible y moderno para cubrir a una parte importante de la fuerza laboral y avanzar hacia el objetivo de lograr que todos los mexicanos cuenten con un trabajo digno y con igual acceso a la seguridad social.

Para responder a la pregunta de cómo se hará todo ello, profundizo en dos de estas acciones que considero centrales.

En mi gobierno habrá guarderías de tiempo completo con horarios de hasta 8 horas y horarios nocturnos en las que se atenderán las necesidades, por ejemplo, de las trabajadoras de maquiladoras. Ampliaré la red de estancias infantiles y crearemos nuevas en zonas con más empleo informal. Todas ofrecerán alimentos sanos, estimulación temprana y primer año de pre-escolar. Se ampliará el esquema de entrega de desayunos a guarderías y estancias infantiles. Se certificará a más cuidadoras y cuidadores de estancias. Las estancias y guarderías tendrán un modelo inclusivo con atención y detección temprana y especializada a los niños con alguna discapacidad y se promoverá el respeto, la igualdad y la inclusión desde la primera infancia.

Para dar seguridad social a las trabajadoras del hogar, implementaremos un esquema de deducibilidad de las cuotas para el patrón y facilitaremos los pagos de forma electrónica. Es decir, al patrón se le regresará todo lo que aporte, mientras que las y los trabajadores del hogar gozarán en el IMSS de seguro de salud y maternidad, prestación de guarderías con alimentación y preescolar desde los 43 días a los 4 años, seguro de riesgos de trabajo, seguro de invalidez y vida y aportaciones para su retiro.

Atenderemos de manera similar las necesidades individuales de jóvenes, adultos y adultos mayores en materia de capacitación para el empleo y el autoempleo, y cuidaremos que los jóvenes cuenten con apoyos para que puedan empezar a trabajar mientras estudian con lo que impulsaremos el primer empleo.

Para responder a la pregunta de con qué recursos, te comento que este tipo de acciones son, autofinanciables. Por ejemplo, al aumentar la oferta de guarderías y el brindar más seguridad social a las trabajadoras, incrementaremos la participación laboral femenina y con ello el crecimiento económico. De acuerdo con la OCDE, si la brecha de género se eliminara, para el año 2040, el PIB per cápita aumentaría -adicional a lo que ya lo hace- 0.49 puntos porcentuales al año. Esto, en 28 años, significa crecer 116% más.

En México, las mujeres son hoy más de la mitad de la población (51.4%). Si solamente 47% de ellas, en edad productiva, participa en la fuerza de trabajo (vs 81.8% de los hombres), 30% de las jóvenes entre 15 a 29 años no estudian ni trabajan (vs 10% de los hombres) y de las que trabajan 26.9% lo hacen sólo medio tiempo (vs 12% de los hombres) existe entonces un gran potencial en las mujeres para impulsar el empleo y el crecimiento económico. Ampliar las oportunidades a las mujeres es ampliar nuestras perspectivas de desarrollo.

Otra fuente de financiamiento es el mismo programa Avanzar Contigo que al permitirnos conocer las necesidades reales de las personas también nos permitirá ajustar la oferta de política pública con la demanda para liberar recursos al darle un seguimiento puntual a la atención que recibe la gente, hacer los cambios que requiera el gasto público, eliminar ineficiencias y asegurarnos de que la atención y los recursos lleguen a quien los necesita.

Le envío un cordial saludo.

__________________

– Fuente: Sitio Oficial José Antonio Meade

Networking