Laboratorio Binacional para enfrentar el cambio climático

  • Proyecto para el Caribe y Centroamérica desde Yucatán

Scottsdale, Arizona.- Con el Laboratorio Binacional de Sostenibilidad, Vulnerabilidad y Adaptación al Cambio Climático que se instalará en Yucatán, se busca hacer frente al desarrollo sostenible en regiones prioritarias del mundo, el proyecto permitirá visualizar con un enfoque diferente el entorno de México, Canadá y los Estados Unidos.

En el marco de la II Cumbre de América del Norte 2018, el Gobernador yucateco, Rolando Zapata Bello se reunió con personal académico de las Universidades Nacional Autónoma de México (UNAM) y de Arizona, que plantearon el proyecto cuya sede estaría en el Parque Científico y Tecnológico de Yucatán (PCYT).

El Laboratorio Binacional es una iniciativa conjunta de los rectores Enrique Graue y Michael Crow, de la UNAM y la casa de estudios del vecino país, respectivamente. Su objetivo es impulsar la vinculación del conocimiento y los procesos de toma de decisiones sobre sustentabilidad y adaptación al cambio climático como es el caso de Centroamérica y el Caribe.

Nueva visión trinacional

Zapata Bello ratificó su tesis planteada en la Cumbre Trinacional que transcurrió con gobernadores de México y Estados Unidos, así como premieres de Canadá, en el sentido de mirar hacia el futuro porque la zona tiene grandes capacidades para visualizar y atender problemas más allá de un tratado comercial que actualmente está en revisión.

“Los tres países tenemos capacidades identificadas que nos permitan actualizar la agenda común, particularmente en innovación e investigación para afrontar retos como el cambio climático, ya que somos poseedores de reservas naturales que hay que cuidar.

“Yucatán es una de las 32 entidades de México y hemos asumido la obligación de liderar este compromiso en todos los sentidos porque es un proceso que llevamos en los últimos 10 años con resultados concretos”, señaló ante el director del Instituto Global de Sustentabilidad de Arizona, Gary Dirks, quien explicó los detalles del plan.

Al hablar del territorio, se refirió a que se están concretando alianzas estratégicas que permitan ganar-ganar, como sucede con la UNAM, ya que en la demarcación se invierte en investigación, cuidando que no acabe solamente en publicaciones, sino que se resuelvan problemas abordando los mecanismos y espacios con que se cuenta.

Nuestros recursos naturales

Para continuar con su ponencia, indicó que “en nuestra región tenemos riqueza hidrológica, fauna y flora que representa una gran vulnerabilidad ante los problemas que genera el cambio climático. Nos complace ser socios estratégicos en este tema y espero que muy pronto se concrete el proyecto de instalar en la entidad el Laboratorio Binacional de Sostenibilidad, Vulnerabilidad y Adaptación al Cambio Climático”.

Enfatizó que, en su inicio, se especializará en el diseño y aplicación de soluciones oportunas, eficaces y ajustadas a los problemas de sostenibilidad para la región y más adelante se puede ejecutar en otras partes del mundo donde existen problemas similares.

“Se trabajará en la investigación que trasciende a las disciplinas en un esfuerzo por conjugar objetivos comunes que sirvan para resolver problemas y fomentar la innovación tecnológica, ya que Estados Unidos y el Caribe constituyen una zona que enfrenta y comparte serios desafíos como sequía, huracanes y tormentas tropicales, que se estima afecten el agua, la energía, agricultura, biodiversidad y la vulnerabilidad costera”, subrayó.

Prepararnos para el crecimiento

Al respecto, Raúl Godoy Montañez, secretario de Investigación, Innovación y Educación Superior, expuso que de continuar las tendencias actuales, el crecimiento de la entidad duplicará su actividad económica en 17 años y la industrial en 10, lo que significa una enorme transformación territorial, social y ambiental.

“Por eso se demandan mayores esfuerzos coordinados para lograr la modernización de la infraestructura, la reducción de la desigualdad socioeconómica al tiempo de proteger las funciones críticas de los ecosistemas y la biodiversidad”, continuó.

“El Laboratorio Binacional será el proveedor y asesor más confiable y conveniente de soluciones innovadoras y sostenibles para los países de la región, de acuerdo a la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible e Investigación dirigida a la formulación de políticas públicas congruentes con los objetivos de desarrollo en la materia, de la Organización de las Naciones Unidas”, sostuvo.

Informó que, siguiendo las instrucciones de los rectores de las universidades antes mencionadas, se ha identificado al PCYT no sólo como sitio estratégico, sino también idóneo para el establecimiento de la sede del Programa de Creación de Capacidades del Laboratorio Binacional para Centroamérica y el Caribe.

“Su ubicación es estratégica para una estrecha colaboración con las universidades y los gobiernos de los países de la región y contribuiría a posicionar a Yucatán a la vanguardia de la transformación que demanda la adaptación al cambio climático”, dijo.

Explicó que con la participación de Arizona en el esquema, se le dará impulso con una dimensión internacional que contribuirá a intensificar la actual colaboración entre UNAM y el Gobierno de Yucatán en materia de la investigación de temas prioritarios para la sociedad.

En el proyecto de colaboración sobre el cambio climático intervienen los sectores público y privado, organizaciones no gubernamentales, la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY), el Laboratorio Nacional de Resiliencia Costera y la Unidad Académica Yucatán de la UNAM.

Está previsto ofrecer talleres y cursos sobre desarrollo de capacidades dirigidos a funcionarios, sociedad civil y representantes sectoriales sobre temas del proceso de ordenamiento ecológico y especies invasoras, entre otros.

A la junta acudieron Xavier Chiappa, director de la Escuela Nacional de Estudios Superiores de la Unidad Yucatán de la UNAM, y Luis Bojórquez, investigador asesor de sostenibilidad del secretario de Desarrollo Institucional de dicha instancia.

Networking