Lavado de manos muy importante en esta temporada de calor

Con un llamado a la población en general a practicar el lavado frecuente de manos, evitar consumir alimentos y bebidas en la calle, no automedicarse, y acudir a la unidad médica más cercana, se fortalece la prevención de enfermedades por el aumento de la temperatura.

En este sentido, incrementan las actividades recreativas al aire libre, por lo que la Secretaría de Salud recomienda intensificar estas medidas ya que son vitales para evitar enfermedades gastrointestinales, varicela, conjuntivitis, golpe de calor, deshidratación, enfermedades respiratorias, entre otras.

La institución pide a la ciudadanía que presente algún padecimiento contagioso, evitar asistir a sitios públicos o cerrados con gran aglomeración para impedir su propagación; principalmente poner especial vigilancia desde el hogar a los grupos de riesgos como son los menores de cinco años, adultos mayores y pacientes con enfermedades crónicas.

Ante el aumento de la temperatura es común que los microorganismos que causan enfermedades (hongos, bacterias, etc.) pueden crecer con mayor rapidez, sobre todo en los alimentos, aunado a esto, se encuentran la manipulación inadecuada de los alimentos; condiciones higiénico-sanitarias deficientes, cambios estacionales, uso de medicamentos, intoxicación alimentaria y agentes infecciosos.

La higiene de manos es una práctica económica, rápida y sencilla de evitar todas estas enfermedades, ya que reduce el riesgo de infecciones gastrointestinales y respiratorias, es indispensable lavarse las manos con agua y jabón: Después de ir al baño, luego de cambiar a un bebé, antes de comer y antes de preparar los alimentos.

Desde el hogar se puede platicar con la familia para fortalecer la prevención y protección aplicando medidas como: Acudir a las unidades médicas cuando se presenten las primeras manifestaciones de la enfermedad, aislar al paciente y evitar contacto con niños o personas mayores de 65 años, se recomienda el uso de cubrebocas en las personas con infección respiratoria.

Mantener los utensilios de preparación de alimentos y objetos de uso personal del enfermo, aislados del resto de la familia; evitar la asistencia del enfermo a eventos multitudinarios o a sitios públicos con gran asistencia de personas; lavarse perfectamente las manos después del contacto con el enfermo y evitar tocarse la cara con la mano o con objetos potencialmente contaminantes.

Evitar saludos de mano y de beso en mejillas, estornudo de etiqueta cubrirse la cara al momento de estornudar, colocando el brazo en ángulo con el codo a la altura de la nariz, evitar exponerse a cambios bruscos de temperatura y corrientes de aire, uso de ropa adecuada.

Finalmente lavar los juguetes u objetos contaminados de los menores de edad  frecuentemente, vacunarse contra la Influenza, consumir alimentos altos en vitamina C y D (frutas y verduras), así como abundantes líquidos y no automedicarse.

Redacción

Networking