CONOCE CAMPECHE EN CHITOTV

El confiar el desarrollo de México en la industria petrolera falló

El gran problema del gobierno del presidente de México Enrique Peña Nieto es que basó todo su sexenio desde un principio en la estructuración de las Reformas durante los tres primeros años y el resto a trabajar a partir de las reformas, señaló el Dr. Josafat Raúl Morales Rubio, Director Académico de la Maestría en Estudios Históricos de la UPAEP.

Advirtió que el corazón de este proyecto de gobierno fue claramente la reforma energética, pero “la idea era que la reforma energética, generaría una serie de empleos, mejoramiento económico del país, entre otros beneficios, lo que traería como consecuencia que la segunda parte del sexenio se viniera trabajando de forma normal, pero el gran problema fue que esto no ocurrió. Bajaron los precios internacionales del petróleo por cuestiones ajenas al gobierno de México, se frenan las inversiones y la reforma energética no es todo lo exitosa que se había propuesto”.

Lamentó que por décadas se haya fincado el desarrollo del país a través del petróleo, desde 1938 a la fecha. “El presidente de México, Enrique Peña Nieto, jugó en el mismo sentido, trató de presentar un proyecto en el que la reforma energética iba a sacar adelante a México y no se logró el objetivo por cuestiones externas. Y el problema es cuando la economía de un país se basa en un solo producto y además en un producto que no es renovable y que es complejo de sacar, que tiene una serie de complicaciones que el mismo gobierno mexicano no ha podido controlar, situación que fue la desgracia de la reforma energética”.

Tradicionalmente se habla de la expropiación petrolera desde dos puntos importantes, desde el gran movimiento popular y el gran apoyo que recibió de sectores importantes de la población e incluso de grupos opuestos al movimiento cardenista como fue el caso de la iglesia católica y además porque es el inicio del desarrollo estabilizador, gracias a que el estado tiene el control de los hidrocarburos en sus manos.

En consecuencia, durante los años 50’s y 60’s se lleva a cabo la industrialización mexicana.

Es importante resaltar tres líneas importantes sobre la expropiación petrolera para contextualizar la importancia de este acontecimiento. La primera, que es un gran logro para la revolución mexicana, que viene con varias propuestas como son el reparto agrario, la educación masiva, los derechos laborales de los trabajadores y otras de esas grandes promesas de la Revolución Mexicana que es recuperar las riquezas del subsuelo para la Nación.

Agregó que de acuerdo con algunos historiadores se señala que con la expropiación petrolera, es el fin de la revolución mexicana y último gran logro, porque a partir de ahí “ya se va a instaurar el régimen priista de manera sistemática”.

Como segunda línea, se pone a prueba la capacidad organizativa del sistema corporativista y de la presidencia de la república, por lo que es importante comprender la expropiación petrolera desde este sentido, “porque es el gran momento en que el presidente toma una decisión y es apoyado por todo el sistema político mexicano”.

Y el tercer punto que es importante destacar es que este suceso se convierte con el paso de los años en la justificación del régimen priista. “El PRI va a utilizar la expropiación petrolera como una justificación de estar en el gobierno, en el sentido de decir, gracias a que logramos la expropiación petrolera, gracias a que recuperamos las riquezas del subsuelo es que podemos hablar y tratar de justificar que el PRI tiene derecho para mantenerse en el gobierno. Justificación ideológica muy importante”.

Asimismo dijo que es importante mencionar en este último punto, que esta bandera la va a tomar la izquierda a partir de 1988, “específicamente Cuauhtémoc Cárdenas como hijo de Lázaro Cárdenas, y como fundador de la izquierda mexicana y jalando el sector de izquierda dentro del partido de la revolución institucional, va a jalar este discurso que también va a mantener hasta la actualidad Andrés Manuel López Obrador. La izquierda siempre ha defendido el tema petrolero a pesar de la apertura económica que se ha dado en el sector”, de ahí la importancia de este evento histórico, que el próximo domingo 18 de marzo cumple 80 años de haberse registrado.

Refirió que a 80 años de la expropiación petrolera, en México las celebraciones de este acontecimiento solían ser muy fastuosas en el Palacio de Bellas Artes de la Ciudad de México, evento al que asistía el presidente del país y había una gran algarabía. Después la celebración se trasladó a los estados petroleros, en donde se realizaban carnavales, verbenas. Y en las últimas fechas, parece que esto se ha acabado, ya no hay este intento de celebrar el día de la expropiación petrolera por parte del gobierno como lo hubo prácticamente durante el régimen priista.

Señaló que actualmente sólo podremos ver algunos eventos conmemorativos por parte del gobierno de Enrique Peña Nieto y el posicionamiento de los diferentes partidos políticos, específicamente de los tres principales candidatos. “El candidato del PRI, José Antonio Meade, ha dicho que va a defender las reformas del gobierno federal; López Obrador se ha pronunciado por eliminar las reformas propuestas por el gobierno de Peña Nieto, aunque algunos sectores del partido de Morena han dicho que con el tema petrolero no se van a meter tanto; y en el caso de Ricardo Anaya, es importante recordar que él participó en la reforma energética, él era presidente de la Cámara de Diputados y por lo tanto ahí tiene ligas y seguramente hará alguna crítica al manejo que se ha tenido de Petróleos Mexicanos, pero no de la reforma en sí”.

Redacción

Noticias Nacionales

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
«
»

Networking