Todavía no se puede hablar de desvíos de dinero ni de culpables: Romo García 

  • Observaciones de ASF sobre Cuenta Pública 2016 son asuntos no concluidos; todavía no se puede hablar de desvíos de dinero ni de culpables: Romo García

Palacio Legislativo (Notilegis).– El presidente de la Cámara de Diputados, Edgar Romo García, aseguró que las observaciones de la Auditoría Superior de la Federación (ASF) sobre la fiscalización de la Cuenta Pública 2016 son asuntos no concluidos, por lo que todavía no se puede hablar de desvíos de dinero público, ni de culpables.

La ASF realizó una serie de auditorías sobre la Cuenta Pública 2016, cuyo informe lo entregó a la Cámara de Diputados, y partir de esto comienza el proceso de solventación y aclaración de las observaciones por parte de los entes auditados, es decir, el proceso de fiscalización no está concluido, dijo en rueda de prensa.

“Hoy no podemos determinar culpables, no podemos determinar si realmente existen o no los desvíos, porque apenas inicia el proceso de fiscalización, son asuntos no concluidos”, externó el diputado presidente.

Romo García destacó que la rendición de cuentas debe estar alejada de los procesos electorales, porque querer vincular un asunto de una auditoría contable de las Cuentas Públicas con un tema de campaña, “es una estrategia para denostar y es lo que, precisamente, el país no quiere, ni desea”.

Refirió que los entes públicos que tienen observaciones cuentan con 30 días para responder a los señalamientos de la ASF, a partir de que reciban el informe, y concluido ese periodo el organismo fiscalizador “va a determinar si efectivamente hubo un desvío o no a su parecer”.

Indicó que las comisiones de Presupuesto y Cuenta Pública y de Vigilancia de la ASF tendrán que determinar si la Auditoría realizó su labor de manera objetiva o no y si cumplió con las reglas de fiscalización.

El líder parlamentario también fue consultado sobre la observación que hizo la ASF a la Cámara de Diputados y al Senado de la República, de que existe opacidad en la rendición de cuentas de las subvenciones y actividades legislativas.

Romo García respondió que giró la instrucción para que, de inmediato, se le dé contestación a cada una de las observaciones que la ASF hizo hacia la Cámara de Diputados.

“Si la Auditoría Superior de la Federación consideró que hay opacidad, la Cámara tendrá que demostrarle que fue trasparente y cuáles son los mecanismos que tiene para vigilar ese gasto público”, subrayó.

El legislador reconoció la labor de la ASF y el cumplimiento de su encomienda constitucional, con la entrega, el pasado martes, del informe general y el tercer informe parcial sobre la fiscalización superior de la Cuenta Pública 2016.

“No es una tarea menor, son demasiados los entes fiscalizados, es una tarea muy ardua que lleva mucho tiempo, son unos 700 informes (699 auditorías contenidas en el informe parcial), más el informe general (que contiene mil 865 auditorías)”, concluyó.

Networking