Celebrando a Manzanero, una noche para el recuerdo

La espera llegó a su fin, Celebrando a Manzanero fue una realidad, a pesar de las criticas buenas y malas. La expectativa era muy alta, con recomendaciones especìficas pro parte del INAH, el concierto esperaba la llegada de miles de fanáticos y una larga lista de agendas por coordinar.

Resultando toda una aventura, los asistentes vivieron una experiencia irrepetible, desde reunirse en el Centro de Convenciones Siglo XXI en la ciudad de Mérida, Yucatán para ser trasladados hasta la zona arqueológica más emblemática del sureste y ser testigos de voces de talla internacional, hasta recibir la media noche en la zona maya.

El maestro Armando Manzanero eligió un elegante traje blanco para la ocasión, contando anécdotas y bromeando con su público, recibió a su primera invitada, su entrañable amiga Aranza, con quien interpretó en 1996 el tema principal de una de las telenovelas que le dio a la en aquel entonces nueva televisora TV Azteca, miles de nuevos espectadores en horario estelar “Nada personal”.

Luego de subir al escenario el hijo que sigue sus pasos, se presentaron problemas técnicos con el audio, lo que dejó a los de la última fila sin poder escuchar la segunda interpretación de Juan Pablo Manzanero la primera vez, y es que tras solucionarlo, el cantante no dudó en realizar una tercera interpretación, no sin antes agradecer que le haya pasado a él y no a su padre.

La siguiente estrella en pisar el escenario que tuvo de testigo la pirámide de Chichén Itzá, fue Tania Libertad quien interpretó “Por debajo de la mesa” una melodía que dio vida Luis Miguel en 1997, más tarde deleitó a los asistes con su inigualable voz al darle vida al éxito “Dormir contigo“.

Entrada la noche y los asistentes entrados en calor, llegó Alex Lora, con su particular forma de ser y lenguaje tan peculiar, hizo que los miles de espectadores corearan con él éxitos como “Canción de Amor”, mientras tocaba su guitarra. Alex Lora agradeció a sus músicos en la lira, armónica y violín.

Para el deleite de muchos y muchas, llegó Carlos Rivera, a quien el homenajeado describió como un hombre angelical, interpretando “ésta tarde llover” otro éxito de 1997, siendo la segunda canción la que cantarían en dueto y la primera que coreaba su público .

Entrada un poco más la noche, entre jamaiquinos, Trump y la app Waze, Manzanero contaba historias de un supuesto amor del pasado, que le abrió camino a “Mía” escrita hace una década.

Cuando llegó Paquito de Rivero, éste dijo que le había traído a un pianista muy bueno y el humor tan jovial de Manzanero al verlo expresó “¡tiene unas manotas ese señor!”, entre risas sin importar el frío, los asistentes señalaron que cada peso que gastaron ya sea adelante o atrás, valió la pena.

Gaby Moreno subió al escenario, para más tarde llegar Eros Ramassoti, quien sin duda fue uno de los más esperados, interpretando “Adoro“, al finalizar dieron vida al tema “Contigo aprendí” que encendió los corazones de los asistentes pues se podía observar una cantidad impresionante de celulares que se llevaron ese momento en clips de video.

Finalmente una de las últimas intervenciones del maestro Manzanero fue relatar una historia familiar entre su padre y su madre, donde hizo referencia a cuando su madre preguntaba “Manzanero ¿qué somos?” su padre en infinita sabiduría respondía “somos yucatecos”, lo que le evitaba mayores explicaciones.

El final de la noche llegó la cantante María Medina, ganadora del OTI, quien al finalizar recibió en el escenario a los invitados que la presidieron para darle fin a la mágica noche.

Redacción DC/Karla Ongay

 

Noticias Entretenimiento

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
«
»

Networking