Museo subacuático, un recorrido desde la prehistoria hasta el siglo XX

San Francisco de Campeche, Camp. 07/12/2017.- El museo, cuya sede es el reducto San José el Alto, invita a hacer un recorrido por la prehistoria -algunos de los vestigios hallados tienen más de mil 800 años de antigüedad- hasta el siglo XX, y cuenta con cédulas en Braille, videos traducidos en lengua de señas mexicano y reproducciones de piezas, rampas de acceso, entre otros elementos, que facilitan la visita de personas con discapacidad visual, auditiva y motriz. Por estas condiciones estructurales, este espacio fue distinguido como ejemplo de buenas prácticas en materia de protección, conservación y difusión del Patrimonio Cultural Subacuático.

Dentro de las 426 piezas que se exhiben, entre prehispánicas y coloniales, se incluye una colección de esmeraldas, descubierta recientemente en un naufragio ubicado en el arrecife Alacranes, considerado el más importante en su tipo fuera de Colombia.

La primera de las seis salas museográficas, es una introducción a los contextos que comprende la arqueología subacuática como son ríos, lagos, lagunas, manantiales, cenotes y cuevas inundadas.

La segunda sala, una de las más atractivas, hace referencia a los restos de la megafauna descubierta en cuevas inundadas de la Península de Yucatán, y muestra el esqueleto casi completo de “Naia”, una adolescente que de forma accidental debió caer en la cueva, conocida como “Hoyo Negro”, hace más de 12 mil años, que se presume es la habitante  de América, más antigua, hallada hasta el momento.

Dedicada a la época prehispánica, la tercera sala exhibe vestigios que fueron depositados por los mayas dentro de los cenotes y brinda la oportunidad, con el uso de los interactivos hápticos, conocer el modo en que fueron recuperados. En la sección 4 se ambienta la forma en que yacen piezas del siglo XVI, en el lecho marino y se exhiben algunas que son emblema para los campechanos, como el cañón denominado “media culebrina”, el más antiguo en su tipo localizado en el hemisferio occidental, y la caña de timón o del “perro galgo”, encontrado a finales del siglo XIX en un afluente del río Palizada.

La sala 5 reúne el devenir de los siglos XVII y XVIII, mostrando parte del rico cargamento de joyas, principalmente esmeraldas, con que iba cargada una embarcación que naufragó en el arrecife “Alacranes”. Debido a la importancia de esta colección que incluye 210 piezas de diversos tamaños, entre cruces, anillos, adornos para el manto de la virgen, una decena de mondadientes, cuentas de rosario, medallas, escapularios, la mayoría elaboradas en oro, son resguardadas en vitrinas de alta tecnología y 24 cámaras de vigilancia.

La última sala, muestra la historia de otros naufragios ocurridos en los siglos XIX y XX. En esta novedosa oferta museística que hoy abre sus puertas al público, la Coordinación Nacional de Museos y Exposiciones del IINAH y el Gobierno del Estado invirtieron cerca de 20 millones de pesos.

Redacción 

Noticias Campeche

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
«
»

Networking