Legado inmortal de Judith Pérez Romero

  • Más de seis mil piezas conforman su colección documental, donada a la ESAY

Mérida, Yucatán.- Partituras, fotografías, reconocimientos, grabaciones sonoras y de vídeo conforman la colección documental de la reconocida compositora yucateca, Judith Pérez Romero, que desde este día resguarda la Escuela Superior de Artes (ESAY), material que además de revelar a la creadora, contiene información sobre casi un siglo de música popular en la entidad.

El titular del Poder Ejecutivo, Rolando Zapata Bello, atestiguó la entrega de dicho acervo que realizó la familia de la también directora musical, fallecida en octubre de 2016, a los directivos de la prestigiada institución, con lo que cumplieron con la voluntad de la artista de donarlo al Gobierno del Estado.

Acompañado de los titulares de las Secretarías de Investigación, Innovación y Educación Superior (Siies), Raúl Godoy Montañez, y de la Cultura y las Artes (Sedeculta), Roger Metri Duarte, el mandatario precisó que Pérez Romero fue más que una compositora notable, es la principal exponente femenina de la música yucateca.

“Pero hay que señalar que su legado no solamente se quedó en nuestra tierra del Mayab. Ella se encargó de llevar nuestra música a Estados Unidos y a Europa, dándole un gran alcance y permitiendo a la cultura yucateca estar presente en diversas partes del mundo. Donde ella estuviera, estaba también un poco de nuestra música, de nuestra tradición, de nuestra cultura”, aseveró.

Tras reconocer la disposición de la familia de Judith para donar este acervo, representada en el evento por sus sobrinos María Josefina, María Guadalupe, Dulce María y José Luis Gil Pérez, Zapata Bello señaló que una colección de este calibre, con historia propia, tiene su hogar natural en la ESAY, espacio donde será cuidada y preservada, pero también estudiada y disfrutada.

Así, garantizamos que su legado siga presente, enalteciendo la música yucateca, tal como lo hizo la maestra Pérez Romero por tantas décadas, finalizó, en presencia de la destacada intérprete Imelda Miller y miembros de la comunidad artística y cultural locales.

En total, está conformada por seis mil 179 elementos, entre los que se encuentran casetes, discos compactos y LP, partituras, libros, vídeos en formato VHS, fotografías, películas en ocho milímetros, cintas de carrete abierto y reconocimientos. Desde ahora, puede ser consultada por estudiantes, investigadores, músicos y público en general.

La ceremonia, celebrada en la sede de la ESAY en la antigua estación de ferrocarriles de Mérida, estuvo engalanada por la interpretación de las melodías “Me lo dijo Dios” de Lía Baeza y “Judith” de Angélica Balado, en la exquisita voz de la soprano Julia Arcudia, quien vistió un elegante terno, acompañada de la magistral ejecución en el piano de Pedro Carlos Herrera.

A nombre de la familia, José Luis Gil Pérez expresó que la preservación del legado de Judith Pérez Romero pasará por muchas generaciones con la imagen de una mujer pionera en el arte musical, ejemplo de constancia, creatividad y amor por la música.

Al hacer uso de la palabra el director de dicha institución de educación superior, Enrique Martín Briceño, resaltó que la larga y fructífera vida de la pianista yucateca abarca desde los años 30 del siglo pasado hasta 2015, por lo que fue testigo y protagonista de los momentos más luminosos de la historia de nuestra canción y convivió con todos sus más destacados creadores.

“Con notable musicalidad tradujo al piano los géneros canónicos de la canción yucateca y logró un sello personal en la ejecución del bambuco. Hoy somos testigos de un hecho que demuestra que los yucatecos sabemos reconocer a nuestros grandes valores artísticos y que nos preocupamos por la preservación, estudio y divulgación de su legado”, puntualizó.

– Redacción DC / JLGO, con información de la oficina de prensa del Senado de la República

Noticias Nacionales

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
«
»

Networking