Del muro al exterminio, la tercera guerra mundial o “el puro faroleo”

  • Cuando Donald Trump anunció que construiría su infame muro y que México, o lo que es lo mismo, cada mexicano lo pagaría, nos ofendimos mucho como nación, luego se nos pasó y hasta nos reímos

A los mexicanos no nos importó mucho cuando nos llamó “bad hombres” e incluso violadores, total, no todos lo somos, no nos importa lo que digan cuando sabemos que por ser absurdo, nadie lo creería. En cambio sí nos molestamos (y mucho) cuando fastuosamente Donald nos amenazó con pasarnos la cuenta de su torcida versión del muro Israelí -potencia nuclear que nadie se atreve a tocar ni con el pétalo de una rosa aludiendo siempre al holocausto nazi mientras mantiene bajo ocupación militar desde hace décadas (1967) Cisjordania y la Franja de Gaza , recordemos que Israel se creó apenas en 1948, y que curiosamente su primer ministro Netanyahu, estuvo aquí con nuestro presidente Peña la semana pasada-.

Tras las declaraciones de Donald en las Naciones Unidas, acerca del programa nuclear de Corea del Norte, imagine usted, querido lector, como se sienten ahora los norcoreanos, el presidente de los Estados Unidos aseguró sin pena ni gloria, que “de ser necesario”, ante cualquier amenaza, ya sea contra los EEUU o sus aliados, su país llevará a cabo la “total destrucción de Corea del Norte”, .

Es decir, aseguró que, si acaso lo considera necesario, destruirá, exterminará, aniquilará, entiéndase matará, asesinará a todos y cada uno de los norcoreanos. TOTAL DESTRUCCIÓN fueron sus palabras en el seno de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la casa de las naciones, al parecer, no tan unidas. Donald criticó no solo al  gobierno de Corea del Norte, también a Venezuela, Cuba e Irán, aunque evitó hacerlo con Rusia, país que según los propios servicios de inteligencia de EEUU estuvo del alguna manera involucrado en las elecciones que el entonces candidato ganó en noviembre pasado.

¿Qué haríamos si Donald declara mañana cualquier cosa que tenga que ver con la TOTAL DESTRUCCIÓN de México?

En la tierra del nopal, el chile y las tortillas, lo más peligroso que tenemos -aparte de los legendarios niveles de corrupción- es la energía nuclear en Laguna Verde, armas nucleares no tenemos ni tendremos nunca, pero Corea del Norte sí. Eso sin considerar que además, cuentan con uno de los ejércitos más disciplinados del mundo.

¿Qué tipo de estrategia es esa? Si hemos leído sus libros parece un caso típico de “al débil lo elimino”, pero un país con armas nucleares no parece muy débil, solo se necesita que un misil (de solo dios sabe cuantos que puedan lanzar con ojivas nucleares) llegue a su destino. Y Pyongyang sigue realizando pruebas con lanzamientos en dirección al mar de Japón (aliado de EEUU), es decir, pareciera que cualquier día “se arma la gorda”, la temida Tercera Guerra Mundial que según dicen, duraría apenas 10 minutos y sería la última.

Mientras tanto, ante las declaraciones del primer mandatario estadounidense las bolsas de valores del mundo reaccionan y varios miles de millones de dólares cambian de manos, quizá ahí es donde deberíamos fijar nuestra atención, en lugar de perder el tiempo viendo a un Donald Trump con un discurso que no hace juego con sus acciones, exigiendo imponer su voluntad en los asuntos de otros países, le exige a unos y no les dice nada a otros como Israel que sí que tiene armas nucleares, lo que no tiene es de donde lanzar misiles debido a su ubicación geográfica.

Por decir lo menos, se ve mal Donald cuando critica a otras naciones mientras en su propio país siguen inundados cientos o miles de condados con sus respectivos damnificados por los fenómenos naturales que tan bizarro comportamiento han registrado este año y es la propia población civil estadounidense la que reporta en redes sociales la falta de apoyo gubernamental y las pérdidas innecesarias de vidas humanas.

Tal vez por eso, ésta, que ha sido la primera intervención del actual presidente de EEUU ante la Asamblea General de las Naciones Unidas, se podría resumir con la coloquial frase: “Fue a ‘farolear’ a la ONU”,  o como decían las abuelas, “Puro farol, luz de la calle y obscuridad de su casa”.

 

– JLGO – 

Networking