El Puente de los Perros

Cuenta esta historia que en los tiempos en que el comandante militar de la plaza era Francisco de Paula Toro, mando a construir un puente por donde su mujer, Mercedes López de Santa Anna, solía pasear, situado este puente sobre el canal de desagüe del suburbio de Santa Ana.

Un día en que Doña Mechita pasó a inspeccionar la obra de su marido, le dijeron que en los remates del puente iban a poner unos pebeteros, a lo que ella no le pareció y dijo a su esposo que mejor pusieran las esculturas de sus perros Anibal y Alejandro, ya que esos perros se los había regalado su hermano Antonio.

De esa forma y por partida doble los perros quedaron inmortalizados en piedra. Siendo inaugurado con el nombre de Puente de la Merced.

twitterCardType:
summary_large_image
cardImgSize:
mobile-retina
cardImageWidth:
280
cardImageHeight:
150

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Networking