Ordenadores Mac son espiados a través de virus denominado FruitFly

México; a 25/07/2017.- Hace aproximadamente seis meses, la empresa de ciberseguridad Malwarebytes descubrió un virus que ha causado un gran revuelo, sobre todo porque esta dirigido a atacar ordenadores Mac y llevaba años sin ser percibido.

FruitFly, como se le ha denominado a este software malicioso, trabaja en segundo plano, ya que puede espiar al usuario a través de la cámara web, capturar imágenes de lo que se está mostrando en la pantalla y puede obtener información de inicios de sesión.

En otras palabras, la forma de operar de este malware es la de secuestrar de manera remota el control absoluto de la computadora: archivos, webcam, pantalla, teclado y ratón.

Mediante una investigación que corrió a cargo del ex hacker de la NSA y ahora investigador jefe de seguridad en Synack, Patrick Wardle, se llegó a la conclusión de que el virus lleva infectando ordenadores desde hace aproximadamente una década. Lo peor del caso es que las versiones más modernas de macOS son las que han mostrado una mayor vulnerabilidad ante esta amenaza.

Hasta el momento tanto los antivirus, los sistemas de protección de Apple y firmas de seguridad, han sido incapaces de detectar este malware durante años. Por lo que Fruitfly se conecta a un servidor de comando en el que el delincuente puede espiar y controlar el ordenador.

Una de las características más interesantes de este virus es que tiene la capacidad de enviar una alerta cuando el usuario está activo, lo que le da al atacante la oportunidad de evitar ser interferido con el equipo de manera silenciosa.

Así mismo Wardle ha señalado que alrededor de 400 personas contactaron con él al momento de que sus equipos fueron atacados, lo que lo llevo a determinar que el 90 por ciento de las victimas residen en Estados Unidos; esto, según Patrick Wardle, proporciona una noción de que los virus para Mac existen, aun cuando sean menor en número que los virus dirigidos al sistema operativo Windows.

Finalmente el ex hacker de la NSA concluyó de que no se trata de un caso de ciberespionaje que secuestre los datos a cambio de una compensación, sino más bien los objetivos de Fruitfly simplemente son espiar a la gente.

Pablo Sosa.
redacciondccampeche@gmail.com

 

post_views_count:
0

Networking