Trump celebra el día de la Bastilla en Francia, a lo grande

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, llegó a París el jueves donde se reune con el nuevo líder de Francia, Emmanuel Macron.

Como era de esperarse, Francia se vistió de gala y lanzó la alfombra roja para darle la bienvenida a Trump en una visita presidencial cargada de protocolo militar que la Casa Blanca espera ofrecerá un respiro de un creciente escándalo en su país natal.

El mandatario estadounidense llegó a París el jueves para una visita presidencial llena de la pompa del Día de la Bastilla, muy distinto al escándalo que le espera de regreso a casa.

Acompañado por su esposa Melania, entró en territorio francés por primera vez como presidente, esperando que la visita distraiga las acusaciones de que su familia y su círculo íntimo tuvieran contacto con Rusia durante las elecciones presidenciales de 2016 en Estados Unidos.

El breve viaje de apenas 24 horas del presidente de Estados Unidos a la capital francesa coincide con las celebraciones del Día de la Bastilla, el día nacional de Francia que se conmemora este viernes y el centenario de la participación estadounidense en la Primera Guerra Mundial.

La corta visita presidencial incluye -no podía faltar- una cena en la icónica Torre Eiffel a cargo de uno de los mejores chefs de Francia. Trump será el invitado de honor para las festividades del Día de la Bastilla de este viernes que marcan un punto crucial en la Revolución Francesa.

El evento de este año – con 63 aviones, 29 helicópteros, 241 caballos y 3,720 soldados – también coincide con el centenario de la incursión de los Estados Unidos en la Primera Guerra Mundial, la que se supone sería “la guerra para acabar con todas la guerras” y consolidó alianzas que moldearon el mundo como lo conocemos y que permanecen hasta hoy.

Cerca de 11,000 elementos de las fuerzas armadas y del orden público estarán en servicio, en una Francia en el estado más alto de alerta ante un posible “ataque terrorista”.

PARA SABER

El escándalo llamado “RussiaGate” ha puesto a uno de los hijos del presidente de los Estados Unidos y a sus principales colaboradores en peligro legal, afecta sus esfuerzos para rehacer la agenda política y puede incluso poner en peligro su presidencia pues se habla incluso de traición debido a la reunión -que el propio Trump Jr. admite haber sostenido- con Natalia Veselnitskaya, una abogada del gobierno de Vladimir Putin o cercana a éste durante la campaña presidencial de 2016, acompañado del entonces jefe de campaña Paul Manaford y de su cuñado Jared Kushner, dicha cita era para compartir información que presuntamente podría dañar la imagen de la entonces candidata presidencial Hillary Clinton.

Incluso el mismo Trump Jr publicó las conversaciones sostenidas vía texto con la abogada, presumiblemente en un intento por ganarle a un medio informativo que realiza una investigación al respecto y las habría publicado este mismo fin de semana.

– Redacción DC

post_views_count:
26
bdaia_views:
1

Networking