Filipinas celebra su independencia entre bombas

Explosiones de bomba sacudieron la ciudad de Marawi en el sur de Filipinas este lunes, cuando la bandera nacional se elevó para marcar el día de la independencia, casi tres semanas después de que cientos de militantes islámicos invadieron la ciudad y se atrincheraron tomando a civiles como escudos humanos.

Trabajadores de rescate, soldados y bomberos cantaron el himno nacional y escucharon discursos mientras tres aviones de ataque OV-10 volaban a través del cielo nublado, para lanzar bombas en áreas donde se presume que los combatientes aún están escondidos.

Casi toda la población de alrededor de 200,000 huyó de la ciudad junto al lago en la isla más al sur de Filipinas, Mindanao, desde el 23 de mayo, el primer día del asedio, cuando los militantes mataron y secuestraron a los cristianos e incendiaron una catedral, se calcula que todavía hay entre 500 y 1000 civiles atrapados o tomados como rehenes.

Hasta el sábado, el número de fuerzas de seguridad muertas en la batalla por Marawi ascendía a 58. El número de muertos civiles fue de 20 y más de 100 habían sido asesinados en general.

La toma de Marawi por combatientes aliados al Estado islámico, incluyendo a algunos de Oriente Medio, ha alarmado a las naciones del sudeste asiático que temen que el grupo intente establecer una fortaleza en Mindanao que podría amenazar la región.

El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, dijo el domingo que no esperaba que la batalla por Marawi fuera tan seria como lo ha sido, agregando que ahora “el propio Baghdadi, líder del ISIS, ha ordenado específicamente actividades terroristas en Filipinas “.

– Con información de Reuters/Worldnews

post_views_count:
16

Networking