ONU: Antonio Guterres alerta sobre el riesgo de la desigualdad

“Comunidades enteras, sectores de la sociedad e incluso países se sienten abandonados”, afirmó secretario general de la ONU

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, urgió hoy a reducir las desigualdades en el mundo y avisó de que la actual “globalización asimétrica” está estrechamente ligada a los conflictos que se viven actualmente.

“En décadas recientes, la globalización y el progreso tecnológico han generado un avance económico sin precedentes, con niveles de vida más altos para muchos e incluso una reducción en el número de gente que vive en extrema pobreza. Pero esos beneficios no son disfrutados por todos”, recordó Guterres en un discurso ante la Asamblea General de Naciones Unidas.

El diplomático portugués lamentó las crecientes desigualdades y puso como ejemplo los recientes datos que apuntan a que las ocho personas más ricas del mundo tienen la misma riqueza que los 3,600 millones de ciudadanos más pobres.

“Estadísticas como estas crean descontento y minan la confianza en los gobiernos e instituciones internacionales”, avisó Guterres, que intervino en un debate de alto nivel sobre la agenda global de desarrollo y el mantenimiento de la paz.

El nuevo jefe de la ONU se mostró crítico con la “globalización asimétrica” que a su juicio se vive hoy en día, en un mundo en el que “el dinero se mueve libremente”, pero el movimiento de personas “sigue severamente restringido”.

“Los empleadores pueden perseguir los sueldos más bajos, pero los trabajadores no pueden perseguir los más altos”, recordó.

Guterres subrayó que “comunidades enteras, sectores de la sociedad e incluso países se sienten olvidados y abandonados” e insistió en que existe un “claro vínculo entre economías en crisis y la potencial fragilidad de sociedades, instituciones y estados”.

Desigualdad y conflictos

“Como resultado, ahora vemos surgir devastadores conflictos, mientras que los viejos siguen sin solución”, apuntó.

Por todo ello, el secretario general de la ONU considera necesario impulsar una “diplomacia para la paz” y una respuesta global a las raíces de los conflictos, que integre paz, desarrollo sostenible y derechos humanos.

“Nuestra prioridad es la prevención: prevención de conflictos, de los peores efectos de los desastres naturales y de otras amenazas causadas por el hombre a la cohesión y el bienestar de las sociedades”, defendió.

En una extensa intervención, Guterres señaló desafíos concretos como la mejora de la educación y la lucha contra el paro juvenil; al tiempo que reiteró sus compromisos de reforma dentro de la ONU para tratar de crear una organización más capaz. (EFE)

post_views_count:
1

Networking