Estambul: al menos 39 muertos en una discoteca VIP

El atacante que abrió fuego a mansalva durante una exclusiva fiesta para recibir el 2017 en Estambul sigue huido. Había unas 500 personas en el local. Se trata del atentado número 20 que sufre el país en los últimos 12 meses.

Un hombre entró durante la madrugada (hora local) en una exclusiva discoteca en Estambul y mató a tiros a 39 personas, entre ellos 16 extranjeros, y otras 69 resultaron heridas, según las autoridades turcas. El atacante logró escapar de la sala de fiestas Reina y dejó el arma de largo alcance con la que perpetró la matanza en el local.

El primer ministro turco, Binali Yildirim, negó que el terrorista estuviera vestido de Santa Claus, como se informó en un inicio. Incluso anunció que la Policía ya tiene los primeros indicios sobre su posible identidad.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, se pronunció y dijo que se trata de un ataque “atroz”, que persigue “destruir la moral de la nación y crear el caos”.

El gobernador de Estambul, Vasip Sahin, citado por la agencia oficial Anatolia, informó que el atacante mató a un policía que cuidaba la puerta principal de la discoteca y luego a un civil antes de acceder a la sala principal y abrir fuego a mansalva contra los asistentes a la fiesta de Año Nuevo.

Sahin agregó que se trata de un nuevo atentado terrorista, el número 20 que Turquía sufrió en el último año, en el que murieron unas 200 muertos a manos de distintos grupos terroristas.

Por lo cual, previniendo un posible ataque, el gobierno canceló multiples eventos para la noche del fin de año. Según la agencia Anatolia, solo en Estambul, para prevenir ataques, unos 17,000 policías fueron desplegados, algunos disfrazados de Santa Claus o vendedores callejeros. Curiosamente, como mencionamos hace un momento, los primeros reportes, que fueron luego negados por las autoridades, señalaban que el asesino vestía precisamente como Santa Claus.

twitterCardType:
summary_large_image
post_views_count:
0

Networking